martes, 27 de marzo de 2018

Ultraportátil 13": Xiaomi Mi Notebook Air 13 (2018)

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i5-8250U (1,6 Ghz. / TDP: 15 W. / 6 Mb. cache L3).
Memoria RAM: 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz.
Almacenamiento: Unidad SSD de 256 Gb. con interfaz M.2
Sistema operativo: Windows 10 Home (64 bits)
Red: Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta gráfica: nVidia Geforce MX150 (2 Gb. GDDR5).
Pantalla: 13,3" Full-HD (1920x1080) con tecnología IPS.
Dimensiones: 310x211x15 mm.
Peso: 1,28 Kg.
Otros: 2 puertos USB 3.0 de tipo A, 1 puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, teclado retroiluminado, touchpad multi-táctil y webcam HD (1 Mpx.).

Precio (Actualizado 28/04/2018):
BangGood (Hong Kong) : 811,32 €
Gearbest (China) : 888,60 €

Recuerda que comprando desde los enlaces del blog, ayudas a que este siga existiendo.

Más información:
Página oficial
Video-review en TechTablets (en alemán)
Review en Notebookcheck.com (en alemán)

Hace ya casi dos años que, poco después de su salida al mercado, daba mis impresiones acerca de la primera generación del Mi Notebook Air de 13" de Xiaomi, un portátil ultraligero que, en microprocesador Core i5 e i7 de séptima generación y una gráfica Geforce 940MX, no solo plantaba cara al Macbook Air 13 de Apple, sino que lo superaba en varios aspectos.

Basada en la arquitectura Kaby Lake R (octava generación), la tercera generación de este modelo mantiene muchas de las ventajas de las generaciones anteriores, pero ofrece una notable mejora en el rendimiento, siendo esta su principal ventaja con respecto a estas.

De hecho, no se aprecian apenas cambios en el diseño de la carcasa del portátil, que podemos adquirir en tres colores diferentes, añadiendo a los acabados gris plata y dorado, que ya estaban disponibles en generaciones anteriores, un nuevo acabado gris acero, y que recuerda más al Macbook Pro 13 que al citado Macbook Air 13, pero con un tamaño y peso sensiblemente inferiores a los de este portátil.

La única diferencia estética reside en el color del teclado, que es ahora negro en lugar de gris plata como en anteriores generaciones del modelo, un cambio que aumenta aun más el parecido del modelo de Xiaomi con respecto al Macbook Pro 13.

Para conseguir un tamaño tan reducido, Xiaomi apuesta por reducir el marco de la pantalla a la mínima expresión, existiendo menos de 6 mm. entre esta y los laterales de la cubierta.

Construido integramente en aluminio, el Mi Notebook Air 13 ofrece una gran solidez no solo en el área de trabajo, muy resistente a la presión localizada, sino también la cubierta, que solo cede ligeramente al aplicar algo de fuerza.

Animado por un potente microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i5-8250U a 1,6 Ghz., este modelo permite realizar todo tipo de tareas avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a un niveles exigentes.

Además de con las tecnologías de virtualización VT-x y VT, las instrucciones AVX2 y AES NI, y las extensiones SGX, el Core i5-8250U es también compatible con la tecnología TurboBoost, que le permite aumentar su velocidad hasta 3,5 Ghz. durante cortos periodos de tiempo.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz. y una SSD de 256 Gb. con interfaz M.2 que, aparentemente, sería NVME..

Fuente: TechTablets
Tras desmontar la base del portátil (no tiene tapa de mantenimiento) descubrimos que la memoria RAM va soldada en la placa, y no existe un zócalo DIMM que permita ampliarla, contando eso sí con un segundo zócalo M.2 mediante el cual podríamos añadir una unidad SSD adicional.

Uno de los puntos fuertes de este modelo reside en su gráfica nVidia Geforce MX150 con 2 Gb. de memoria GDDR5 dedicada, una característica muy poco habitual en modelos de 13,3", y que ofrece excelentes capacidades reproducción multimedia, y una buena experiencia de juego (detalles medios en resolución HD) con la gran mayoría de los títulos actuales, si bien en los más exigentes sería necesario reducir el nivel de detalles y/o la resolución para obtener una fluidez adecuada.

Su pantalla, un panel LCD de 13,3" con resolución Full-HD, retroiluminación LED y acabado brillante, ofrece excelentes valores de de brillo y contraste, una alta fidelidad de color (98% de cobertura sRGB según determinadas reseñas), así como unos ángulos de visión muy amplios gracias a la tecnología IPS.

Cuenta con unas muy buenas capacidades de conexión a redes, siendo compatible tanto con Wifi-AC y Bluetooth en su versión 4.1.

Otras características incluyen 2 puertos USB 3.0 de tipo A, 1 puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, teclado numérico, touchpad multi-táctil y webcam HD (1,3 Mpx.).

La posición de los diferentes puertos, todos ellos en la parte trasera de los laterales, me ha parecido muy acertada, si bien se echa en falta la presencia de un lector de tarjetas de memoria.

Retroiluminado en color blanco, su teclado "en isla" proporciona una buena experiencia de escritura gracias al buen tamaño de sus teclas, el adecuado recorrido al pulsar, y el agradable tacto, mientras que su Clickpad, de gran tamaño y con una superficie suave, ofrece una muy buena respuesta y precisión, y es compatible con gestos multi-táctiles.



Es conveniente comentar que este modelo está disponible únicamente con teclado QWERTY americano.

Casi completamente silencioso durante un uso ligero, escenario en el cual sus ventiladores solo se activan ocasionalmente, haciendo muy poco ruido, la velocidad de giro aumenta sensiblemente bajo carga, y generando un nivel de ruido que, si bien es claramente audible, no llega a resultar molesto en ningún momento.

Desgraciadamente, en Xiaomi no parecen haber tenido en cuenta el mayor calentamiento generado por los nuevos microprocesadores de octava generación, y no han mejorado el sistema de refrigeración del Mi Notebook Air 13 que, aun girando a máxima velocidad, no logra evitar que determinadas zonas del área de trabajo y la cubierta (las más cercanas a las bisagras) alcancen temperaturas elevadas bajo carga, aunque sin llegar a límites preocupantes en ningún momento.

Su pareja de altavoces estéreo proporciona una adecuada calidad de sonido y un alto nivel de volumen, aun cuando la ausencia de subwoofer motiva que los graves sean muy escasos, siendo posible disfrutar una película sin necesidad de auriculares o altavoces externos.

Su eficiente configuración exprime la batería integrada (39 Wh. y 5.107 mAh.) para alcanzar una autonomía real (navegación con wifi) cercana a las 6 horas, una cifra más que razonable para un modelo de estas características.

Se entrega con una versión china de Windows 10 Home (64 bits) instalada y con su correspondiente licencia.

sábado, 24 de marzo de 2018

Portátil avanzado: Lenovo Ideapad 320-15IKB [81BG00EWSP]

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i5-8250U (1,6 Ghz. / TDP. 15 W. / 6 Mb. cache L3).
Memoria RAM: 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.133 Mhz. (Ampliable a 16 Gb.)
Almacenamiento: Disco duro de 1 Tb. a 5.400 rpm.
Sistema operativo: Windows 10 Home (64 bits)
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta gráfica: Geforce MX150 (2 Gb.).
Pantalla: 15,6" HD (1366x768) con tecnología LED.
Dimensiones: 378x260x23 mm.
Peso: 2,2 Kg.
Otros: 2 puertos USB 3.1 de tipo A (Gen1), 1 puerto USB 3.1 de tipo C (Gen1), salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, teclado numérico, touchpad multi-táctil y webcam VGA (0,3 Mpx.).

Precio (Actualizado 28/04/2018):
- Amazon.es: 545,01 € (IVA incluido)
PcComponentes: 545,01 € (IVA incluido)

Más Información:
- Página oficial
Review en Notebookcheck (en inglés)

Cuando, hace aproximadamente seis meses, Lenovo presentaba sus nuevos Ideapad 320 de 15,6", una de las cosas que me llamaron la atención fue su elegante diseño, así como la posibilidad de adquirirlo en varios colores diferentes.

Y es que, aunque su predecesor está también disponible en varios acabados diferentes, la manera de combinarlos resulta bastante menos afortunada, pues todos los modelos contaban con teclado, base y marco de la pantalla de color negro, mientras que el área de trabajo y la cubierta eran de color gris plata, púrpura, rojo o negro.

En el caso del Ideapad 320, los distintos acabados combinarían diferentes tonos y colores pues, mientras en la versión Plum Purple, por ejemplo, solo la cubierta sería de color púrpura, tanto el área de trabajo como la base presentarían una superficie en rosa metalizado, y el teclado y el marco de la pantalla serían de color negro.

No voy a describir todas las combinaciones porque, como es habitual, la filial española de Lenovo se ha dejado las más llamativos en los Pirineos, y todas las versiones que he visto hasta el momento han sido en Onyx Black y Platinum Silver, dos acabados que, aunque elegantes, no me parecen tan atractivos como el Denim Blue, el Coral Red o el citado Plum Purple.



En el caso del Platinum Silver, que es el acabado de la versión comentada en la entrada, tanto la cubierta como la base serían de color gris oscuro, mientras que el marco de la pantalla contaría con un acabado negro, y el área de trabajo sería la única zona de color gris plata, y presenta un atractivo cepillado que imita al aluminio aun cuando el material utilizado en esta zona sería, como en el resto del portátil, de plástico.

Por su parte, en las versiones en Onyx Black, que son las más comunes en el mercado nacional, tanto la cubierta como el marco de la pantalla serían de color negro mate, mientras que la base y el área de trabajo serían de color gris oscuro, que en está última presentaría también un acabado cepillado.

De color gris plata, el área de trabajo de las versiones Platinum Silver contaría también con un acabado cepillado, mientras que la base y la cubierta contarían con un acabado gris oscuro, y el marco de la pantalla sería de color negro.

No puedo evitar pensar en el Dell XPS 15 cuando miro el área de trabajo del Ideapad 320, pues su diseño minimalista me recuerda al del exclusivo modelo, aun cuando la calidad de construcción y materiales no tiene nada que ver pues la carcasa de plástico del Ideapad 320-15 es bastante menos resistente que la de aluminio del XPS 15, lo que se evidencia en la flexibilidad de ciertas zonas del área de trabajo y la cubierta, que ceden al presionar con un poco de fuerza.

Su sistema de bisagras, que permite un ángulo de apertura de 180 grados, mantienen la pantalla en la posición seleccionada durante el uso normal del portátil, pero no pueden evitar una ligera oscilación al utilizar el portátil en entornos inestables como autobuses o trenes en movimiento.

Este modelo está disponible en una gran variedad de versiones equipadas con múltiples microprocesadores, siendo las más básica las denominadas Ideapad 320-15IAP que, animadas por un microprocesador de bajo consumo Intel Celeron N3350 a 1,6 Ghz., son válidas únicamente para realizar tareas cotidianas (ofimática, Internet, multimedia), quedándose bastante corta para realizar otras más avanzadas.

Podemos encontrar también versiones equipadas con el microprocesador de bajo consumo Intel Core i3-6006U a 2 Ghz. que, con la designación Ideapad 320-15ISK, permiten realizar tanto tareas cotidianas, como determinadas funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, etc.) a un nivel básico.

Aunque son entre un 10 y un 15% superior en rendimiento a las anteriores, las versiones animadas con el microprocesador de bajo consumo Intel Core i3-7100U a 2,4 Ghz. permitirían, como estas, realizar tareas cotidianas, y avanzadas a un nivel básico.

Si precisamos una mayor potencia, podemos decantarnos por alguna de las versiones (80XL02X7SP) que, basadas en el microprocesador de bajo consumo Intel Core i5-7200U a 2,5 Ghz. (hasta 3,1 Ghz. con TurboBoost), permiten realizar todo tipo de funciones avanzadas a un nivel doméstico o aficionado.

Por su parte, las versiones animadas por el microprocesador de bajo consumo Intel Core i7-7500U a 2,7 Ghz. (hasta 3,5 Ghz. con TurboBoost), ofrecerían un rendimiento un 10% superior a las equipadas con el Core i5-7200U, y nos permitirán realizar todo tipo de funciones avanzadas a niveles moderadamente exigentes.

La adopción de microprocesadores Core i5 e i7 de octava generación que, gracias a sus cuatro núcleos y ocho hilos de proceso, ofrecen un rendimiento sensiblemente superior, ha significado una pequeña revolución en el segmento, pues ofrecen un rendimiento hasta un 40% superior al de los de la anterior generación.

De esta manera, el potente microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i5-8250U a 1,6 Ghz., aunque de bajo consumo, ofrece un rendimiento equivalente al del Core i5-7300HQ de consumo estándar, y permite realizar todo tipo de funciones avanzadas a niveles exigentes.

Apenas ligeramente superior sería el microprocesador de cuatro núcleos Core i7-8550U a 1,8 Ghz. equipado por determinadas versiones de este modelo (81BG00G2SP), que ofrecería un comportamiento equivalente con funciones avanzadas, y no compensaría el mayor precio de las versiones que lo equipan, en mi opinión.

El motivo de esta circunstancia es, en mi opinión, el "extraño" funcionamiento de la tecnología TurboBoost en estos modelos, pues la máxima velocidad alcanzada por los microprocesadores, que es de 3,5 Ghz. en el Core i5-8250U y de 4 Ghz. en el Core i7-8550U, solo se mantiene durante unos segundos, reduciéndose entonces sensiblemente para limitar el calentamiento del microprocesador.

Ambos microprocesadores soportan además las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, las extensiones SGX, y las instrucciones AES-NI y AVX2.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.133 Mhz. (un solo módulo), un disco duro de 1 Tb. a 5.400 rpm., no contando con unidad óptica interna, que si estaría disponible en determinadas versiones de este modelo.



Tal y como podemos comprobar en la imagen adjunta, es necesario retirar la base para acceder al único zócalo DIMM con el que cuenta este modelo, ya ocupado por un módulo de 8 Gb. que podríamos reemplazar por un nuevo módulo de 16 Gb. de capacidad (el certficado por Kingston nos costaría 210 €).


Sería posible también reemplazar el disco duro mecánico por una rápida unidad SSD (una de 128 Gb. nos costaría menos de 50 €), lo que mejoraría sensiblemente la fluidez del sistema.

Es posible adquirir versiones de este modelo (81BG00G2SP) que contarían con una unidad SSD de 128 Gb. de serie.

Integrada en el microprocesador Core i3-6006U, la Intel HD Graphics 520 permite, además de muy buenas capacidades de reproducción multimedia (decodifica contenido 4K en H.265 por hardware), una experiencia de juego aceptable (detalles bajos en resolución HD) con títulos actuales muy poco exigentes como, por ejemplo, Resident Evil 7 o Dirt 4 (ambos de 2017).

Algo más potente, las Intel HD Graphics 620 e Intel HD Graphics 620 de séptima y octava generación respectivamente (son esencialmente la misma gráfica), permitirían ejecutar fluidamente algunos juegos más, como pueden ser Prey o F1 2017 (también de 2017), y ofrecería además capacidades mejoradas de reproducción multimedia.

La gran potencia 3D de la nVidia Geforce MX150 equipada por las versiones más avanzadas (con 2 Gb. de memoria GDDR5), nos permitirá disfrutar de una buena experiencia de juego (detalles medios en resolución HD) con la gran mayoría de títulos actuales, si bien en los más exigentes será necesario reducir el nivel de detalles para obtener una fluidez adecuada.

Su pantalla, un panel LCD de 15,6" con resolución HD (1366x768) y retroiluminación LED, ofrece mediocres valores de brillo y contraste, y unos ángulos de visión limitados pero suficiente.

Mención aparte merece la superficie mate de la pantalla que, además de evitar molestos reflejos, permitiría el uso del portátil en exteriores, si bien el mediocre nivel de brillo limitaría esta posibilidad a zonas de sombra o días nublados.

Cuenta con unas muy buenas capacidades de conexión a redes, siendo compatible con Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth en su versión 4.1.

Otras características incluyen 2 puertos USB 3.1de tipo A (Gen1), 1 puerto USB 3.1 de tipo C (Gen1), salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, teclado numérico, touchpad multi-táctil y webcam VGA (0,3 Mpx.).

Todos los puertos de este modelo están situados en el lateral izquierdo, mientras que en el lado derecho encontraríamos únicamente la unidad óptica y el enganche para candado kensington.

Pese al corto recorrido al pulsar, su teclado "en isla" proporciona una buena experiencia de escritura gracias al buen tamaño de sus teclas, el adecuado espaciado entre las mismas, y el agradable tacto, mientras que su Clickpad, aunque algo pequeño para mi gusto, presenta una superficie suave que facilita el deslizamiento de los dedos, ofreciendo una buena respuesta y precisión, y compatibilidad con gestos multi-táctiles.



Debido a la escasa calidad de sonido proporcionada por su pareja de altavoces estéreo, es recomendable utilizar auriculares o altavoces externos cuando sea posible.

Casi completamente silencioso con un uso ligero, escenario durante el cual el único ruido es el generado por el disco duro, su ventilador no resultaría especialmente ruidoso ni siquiera en condiciones de carga, mientras que las temperaturas en el exterior de la carcasa permanecen dentro de límites razonables en todo momento.

En el caso de las versiones con microprocesadores de Core i5 e i7 de séptima generación, el comportamiento del sistema de refrigeración es algo diferente pues, si bien el ventilador permanece parado durante en uso ligero, en condiciones de carga sube gradualmente su velocidad (no hace el mismo ruido viendo una película que jugando) hasta alcanzar un nivel de ruido que, aunque claramente audible, no resultaría molesto en ningún momento, mientras que las temperaturas en el exterior de la carcasa permanecen dentro de limites razonables en general, siendo la única excepción la zona de la base más próxima a la salida de refrigeración, que puede alcanzar temperaturas elevadas bajo carga intensa, aunque sin llegar a alcanzar limites preocupantes.

La escasa capacidad de su batería (solo 30 Wh.) motiva que la autonomía de este modelo resulte algo corta, superando apenas las 4 horas de uso ligero con su batería integrada.

Aunque esta versión en concreto se entrega sin sistema operativo, es posible encontrar otras que contarían con Windows 10 preinstalado y con su correspondiente licencia.

Según he podido saber, el Ideapad 320-15ISK funcionaria casi al 100% con el Linux Mint con kernel 4.13.1, por lo que se presenta como una opción interesante para utilizar esta u otras distribuciones Linux.

viernes, 23 de marzo de 2018

Portátil avanzado: Medion Akoya P6687 [MD 60882]

FICHA TECNICA
Procesador: Intel Core i5-8250U (1,6 Ghz / TDP: 15 W. / 3 Mb. Cache L3)
Memoria: 8 Gb. DDR4 a 2.400 Mhz.
Almacenamiento: Unidad SSD de 128 Gb. M.2 + Disco duro de 1 Tb. a 5.400 rpm.
Sistema Operativo: Windows 10 Home (64 bits)
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta Gráfica: nVidia Geforce MX150 (2 Gb. GDDR5).
Pantalla: 15,6" HD (1366x768) con tecnología LED.
Dimensiones: 379x250x23 mm.
Peso: 2,1 Kg.
Otros: 3 puertos USB (2 de los cuales son USB 3.0), salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, teclado retroiluminado con bloque numérico independiente, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Precio (Actualizado 28/04/2018):
PcComponentes : 639 € (IVA incluido)
Amazon.es : 800,45 € (IVA incluido)

Recuerda que comprando desde los enlaces del blog, ayudas a que este siga existiendo.

Más Información 
Página Oficial
Review en Hardware.info (en holandés)

Posibles alternativas:
Lenovo Ideapad 320-15IKB: 545,01 € (IVA incluido)
(Core i5-8250U / 8 Gb. DDR3 / 1 Tb. HDD  / nVidia Geforce MX150 / 15,6" LED HD)
Comentado en el blog

HP 15-BS128NS: 679,99 € (IVA incluido)
(Core i5-8250U / 8 Gb. DDR3 / 256 Gb. SSD  / AMD Radeon 520 / 15,6" LED HD)
Comentado en el blog

Si exceptuamos el halo de misterio que envuelve a la mayoría de sus modelos, sobre los que suele ser complicado encontrar información, y lo descompensado de alguna de sus configuraciones de hardware, Medion es uno de los fabricantes que, normalmente, mejor hace las cosas de cara al usuario final, incorporando características avanzadas como unidades SSD y pantallas de calidad (IPS y/o Full-HD) incluso a sus modelos más básicos, y ofreciendo casi siempre una excelente relación características/precio.

Aunque no cuenta con pantalla Full-HD, una carencia que es en mi opinión su principal defecto, el Akoya P6687 (Medion Erazer P6687 según algunas tiendas) es un buen ejemplo del buen hacer de Medion, no solo por lo avanzado de su configuración de hardware, pues incluye microprocesadores Kaby Lake R (octava generación), la posibilidad de contar con unidad SSD y disco duro, y una potente gráfica nVidia Geforce MX150, sino también por lo ligero de su carcasa que, con 2,1 Kg. de peso, es uno de los modelos de 15,6" más livianos en contar con una unidad óptica, un componente que, si bien no se usa demasiado, resulta aun muy apreciado por bastantes usuarios.

La carcasa del Akoya P6687 combina superficies de color negro en base y marco de la pantalla, con otras de color gris plata en el área de trabajo, y también en la cubierta, que contaría con un elegante acabado cepillado que imita al aluminio.

Debido quizás a su reducido peso, la solidez de su carcasa de plástico no es todo lo buena que sería deseable, algo que resulta patente no solo en la cubierta de la pantalla, que se hunde visiblemente al aplicar un poco de fuerza, sino también en determinadas zonas del área de trabajo que ceden ligeramente al presionar, aunque sin alcanzar límites preocupantes en ningún momento.

Animado por un potente microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i5-8250U a 1,6 Ghz., este modelo nos permitirá realizar todo tipo de funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a los niveles más exigentes.

Este microprocesador es compatible con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, las instrucciones AES-NI y AVX2, las extensiones SGX, y la segunda versión de la tecnología TurboBoost, que le permite aumentar su velocidad hasta un máximo de 3,5 Ghz. durante cortos periodos de tiempo.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz., una unidad SSD de 128 Gb. con interfaz M.2, un disco duro de 1 Tb. a 5.400 rpm., y una regrabadora de DVD multiformato con soporte para discos de doble capa.

Fuente: Hardware.info
Al no contar con tapa de mantenimiento, es necesario retirar completamente la base para acceder a los componentes internos del portátil, entre los cuales podemos distinguir dos zócalos DIMM para memoria DDR4, que nos permitirán ampliar el portátil  (en teoría) hasta un máximo de 32 Gb., un zócalo M.2 ocupado ya por una unidad SSD de 128 Gb., así como el espacio donde va colocado el disco duro mecánico "de serie".

Desgraciadamente, no me ha sido posible confirmar si el zócalo M.2 con el que cuenta este modelo sería o no compatible con NVME.

Ligeramente superior en rendimiento a la antigua Geforce GTX 950M, la nVidia Geforce MX150 ofrece, con sus 2 Gb. de memoria GDDR5 dedicada, mejores capacidades multimedia que la primera, siendo capaz de codificar y decodificar contenido 4K en H.265 por hardware, y permitiendo una buena experiencia de juego (detalles medios en resolución HD) con la gran mayoría de títulos actuales, si bien en algunos muy exigentes como por ejemplo, Assasin's Creed Origins (2017), será necesario reducir el nivel de detalles para obtener una fluidez adecuada.

El mayor defecto potencial de este modelo es, sin duda, su panel LCD con resolución HD (1366x768) y retroiluminación LED, que es una resolución muy poco común en portátiles Medion, y sobre el que no tengo apenas ninguna información.



Según he podido saber, esta pantalla contaría con un acabado mate y, por este motivo, sería posible utilizar el portátil en exteriores, aunque no se hasta que punto será legible la imagen bajo luz solar directa.

También mate sería el panel IPS con resolución Full-HD y retroiluminación LED equipado por determinadas versiones internacionales, que ofrecería adecuados niveles de brillo y contraste, una escasa fidelidad de color (valida para multimedia y juegos, pero no para uso gráfico avanzado), y unos ángulos de visión muy amplios.

Cuenta con unas muy buenas capacidades de conexión a redes, siendo compatible con Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth en su versión 4.0.

La otra gran desventaja de este modelo es la escasa selección de puertos disponible, que no incluye ningún puerto USB de tipo C, ni tampoco puertos USB 3.1 de tipo A, o salidas de vídeo adicionales al puerto HDMI con el que cuenta.

La disposición resulta, al menos, relativamente acertada pues, aun cuando el único puerto USB (2.0 y con capacidad carga) presente en el lado derecho está situado en la parte frontal, estando reservada la trasera para el conector de alimentación y la unidad óptica, todos los puertos presentes en el lado izquierdo se encuentran, como podemos ver en la foto adjunta, en la parte trasera, donde encontramos los dos puertos USB 3.0, la salida HDMI, el lector de tarjetas SD/MMC, el conector combo de auriculares/microfono, el puerto RJ45, y el enganche para candado Kensington.



Retroiluminado en color blanco, su teclado "en isla" proporciona una buena experiencia de escritura gracias a la acertada disposición de sus teclas, su buen tamaño, y el agradable tacto, siendo el escaso recorrido al pulsar el único "pero" que se le puede poner, mientras su Clickpad, de buen tamaño y con una superficie suave, ofrece una buena respuesta y precisión, y es compatibles con gestos multi-táctiles.

Situados sobre el teclado, su pareja de altavoces estéreo proporciona una adecuada calidad de sonido que se ve limitada por una ausencia casi total de graves, siendo recomendable el uso de auriculares o altavoces externos siempre que sea posible.

Teniendo en cuenta la capacidad de su batería integrada (44 Wh. y 4.090 mAh.), considero que la autonomía del Akoya P6687 es más que razonable, superando las 6 horas de uso ligero (navegación con wifi).

Se entrega con Windows 10 Home (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia.

miércoles, 21 de marzo de 2018

Portátil básico: Acer Apire 3 A315-51-310J

FICHA TECNICA
Procesador: Intel Core i3-6006U (1,2 Ghz / TDP: 15 W. / 3 Mb. Cache L3)
Memoria: 8 Gb. DDR4 a 2.133 Mhz. (Ampliable a 12 Gb.)
Almacenamiento: Disco duro de 1 Tb. a 5.400 rpm.
Sistema Operativo: Windows 10 Home (64 bits)
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta Gráfica: Intel HD Graphics 520 (Integrada).
Pantalla: 15,6" HD (1366x768) con tecnología LED.
Dimensiones: 382x259x21 mm.
Peso: 2,1 Kg.
Otros: 3 puertos USB de tipo A (uno de los cuales es USB 3.0), salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, teclado numérico, touchpad multi-táctil y webcam VGA (0,3 Mpx.).

Precio (Actualizado 28/04/2018):
PcComponentes : 443,59 € (IVA incluido)
Amazon.es : 443,59 € (IVA incluido)

Recuerda que comprando desde los enlaces del blog, ayudas a que este siga existiendo.

Más Información 
Página Oficial
Review en Notebookcheck.net (en inglés)

Perteneciente a la gama básica del fabricante chino, el Acer Aspire 3 A315 está disponible en dos variantes diferentes con microprocesadores Intel, que estarían animadas por microprocesadores Celeron y Pentium (A315-31) y Core i3 o Core i5 (A315-51) respectivamente, a los que habría que sumar una adicional basada en microprocesadores AMD (A315-21) de la cual, de momento, no he visto ninguna versión en el mercado nacional.

Independientemente del microprocesador utilizado, el diseño exterior del portátil no varía lo más mínimo entre una y otra variante, contando con un sobrio acabado negro que cubre todas las superficies del portátil, que sería liso en la base y el marco de la pantalla, mientras que el área de trabajo contaría con un patrón cepillado que imita el aluminio, y la cubierta presenta a su vez una superficie rayada que recuerda al de un tejido.

Pese a su construcción en plástico, su carcasa es bastante sólida y resistente, algo que se evidencia especialmente en la alta estabilidad del área de trabajo, que apenas cede al presionar, y que no se extiende a una cubierta que, bastante más flexible, se hunde visiblemente al aplicar un poco de fuerza.

Animado por un microprocesador de doble núcleo y sexta generación Intel Core i3-6006U a 2,2 Ghz., la versión comentada nos permitirá realizar tanto tareas cotidianas como avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, etc.) a un nivel básico.

Este microprocesador es compatible tanto con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, como con las instrucciones AES-NI y AVX2.

También sería compatible con la tecnología VT-x el microprocesador de bajo consumo Intel Celeron N3350 (a 1,1 Ghz.) equipado por el Aspire A315-31-C873 que, bastante inferior en rendimiento, es válido únicamente para realizar tareas cotidianas como ofimática, Internet o multimedia, quedándose corto para otras más avanzadas.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.133 Mhz. (doble canal), y un disco duro de 1 Tb. a 5.400 rpm., no contando con unidad óptica interna.

Tras retirar una de las dos tapas de mantenimiento presente en la base, observamos que este modelo cuenta con un único zócalo DIMM ocupado, en esta versión, por un módulo de 4 Gb. de capacidad, mientras que los 4 Gb. restantes irían soldados en la placa, una circunstancia que limita la capacidad de memoria RAM hasta un máximo de 12 Gb., alcanzables insertando un nuevo módulo de 8 Gb. (el certificado por Kingston nos costaría 110 €) en lugar del existente.

Fuente: Notebookcheck.net
La segunda tapa de mantenimiento, de mayor tamaño, da acceso al disco duro mecánico, siendo necesario desmontar completamente la base (operación complicada) para acceder al zócalo M.2 que, situado al lado del zócalo de memoria, nos permitiría insertar una unidad SSD adicional (una de 256 Gb. nos costaría 80 €) sin tocar el disco duro.

Integrada en el microprocesador Celeron, la Intel HD Graphics 500 ofrece su mejor versión a la hora de reproducir contenido multimedia, siendo capaz de decodificar contenido en H.265, mientras que sus capacidades de juego serían bastante reducidas, estando limitadas a títulos antiguos como Sims 4 (2014) o Dirt Rally (2015).

Por su parte, la Intel HD Graphics 520 integrada en el Core i3-6006U ofrecería también muy buenas capacidades de reproducción multimedia, y una potencia 3D que, aunque no es demasiado alta, sería sensiblemente superior a la de la citada Intel HD Graphics 500, permitiendo una experiencia de juego aceptable con títulos actuales muy poco exigentes como Dirt 4 o Fortnite (ambos de 2017), por ejemplo.

Gracias a su acabado mate, sería posible utilizar en exteriores la pantalla de este modelo, un panel LCD de 15,6" con resolución HD (1366x768) y retroiluminación LED, si bien su mediocre nivel de brillo limitaría esta posibilidad a días nublados o zonas de sombra, ofreciendo además un buen nivel de contraste, una escasa fidelidad de color, y unos ángulos de visión relativamente amplios en el plano horizontal, y bastante más limitados en el vertical.

Existen versiones internacionales de este modelo que montarían, en lugar de la anterior, un panel LCD de 15,6" Full-HD (1920x1080) con retroiluminación LED que, pese a su mayor resolución, no sería especialmente mejor, ofreciendo un nivel de brillo que, aunque ligeramente superior, no permitiría utilizar el portátil bajo luz solar directa, y similares niveles de brillo y fidelidad de color, ofreciendo unos ángulos de visión que serían algo más amplios en el plano vertical.

Cuenta con unas buenas capacidades de conexión a redes, siendo compatible con Gigabit Ethernet, Wifi-AC (Dual Band) y Bluetooth en su versión 4.2.

Aunque se echa en falta la presencia de una segunda salida de vídeo, un puerto USB de tipo C, o un mayor número de puertos USB 3.0 o 3.1, la disposición de los puertos existentes resulta bastante acertada, con dos puertos USB 2.0 de tipo A que, acompañados por el conector combo de auriculares/micrófono y el conector de alimentación, ocupan la parte trasera del lateral derecho del portátil, mientras que en lateral izquierdo, también en la parte trasera, encontramos el único puerto USB 3.0 de tipo A, la salida HDMI, el lector de tarjetas SD/MMC o el conector RJ45, estando también el enganche para candado Kensington en este lateral.

Bastante decepcionante resulta la escasa resolución de la webcam integrada que, con una resolución máxima de 640x480, es apenas suficiente para realizar videoconferencias básicas, debiendo recurrir a una webcam externa si precisamos una mayor calidad.



Si bien el tamaño de sus teclas no es especialmente grande, algo que se acentúa en el bloque numérico, su teclado "en isla" proporciona una buena experiencia de escritura gracias al adecuado recorrido al pulsar y el agradable tacto, mientras que su Clickpad, de tamaño correcto y con una superficie suave, ofrece una buena respuesta y precisión, y es compatible con gestos multi-táctiles.

Casi completamente inaudible con un uso ligero, durante el cual solo se aprecia el siseo del disco duro, el ruido generado por su único ventilador resulta bastante contenido incluso en condiciones de alta carga, un escenario en el cual las temperaturas en las superficies exteriores del portátil permanecen relativamente bajas en todo momento.

La escasa calidad de sus altavoces, cuyos graves son casi inexistentes, unida al escaso nivel de volumen, recomienda el uso de auriculares o altavoces externos siempre que sea posible.

Mientras las versiones basadas en Intel Celeron logran superar las 8 horas de autonomía real (navegación con wifi) con su batería integrada, en las equipadas con microprocesadores Core i3 esta cifra se reduciría hasta poco más de 6 horas.

Se entrega con Windows 10 Home (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia.

martes, 20 de marzo de 2018

Portátil avanzado: HP 15-BS127NS

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i5-8250U (1,6 Ghz. / TDP. 15 W. / 6 Mb. cache L3).
Memoria RAM: 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz. (Ampliable a 16 Gb.)
Almacenamiento: Unidad SSD de 256 Gb.
Sistema operativo: Windows 10 Home (64 bits)
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta gráfica: Intel UHD Graphics 620
Pantalla: 15,6" HD (1366x768) con tecnología LED.
Dimensiones: 380x254x24 mm.
Peso: 2,1 Kg.
Otros: 3 puertos USB de tipo A (2 de los cuales son USB 3.1), salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, teclado numérico, touchpad multi-táctil y webcam.

Precio (Actualizado 28/04/2018):
PcComponentes: 599 € (IVA incluido)
Amazon: 649,99 € (IVA incluido)

Recuerda que comprando desde los enlaces del blog, ayudas a que este siga existiendo.

Más Información:
Página Oficial
Review en Notebookcheck.com (en alemán)

Hace poco menos de un mes, coincidiendo con su promoción de aniversario, pudimos ver en la HP Store las primeras versiones del HP 15 de serie BS animadas con microprocesadores de octava generación, una actualización que, aunque para nosotros es novedad, lleva ya varios meses disponible en otros mercados europeos, donde han adquirir versiones con estas características desde finales del año 2017.

Tras descartar la modificación de la entrada dedicada a las versiones del HP 15 de serie BS con microprocesadores de sexta y séptima generación, que aun se encuentran en gran número en el mercado español, he decidido crear una nueva entrada dedicada a los equipados con micros de octava generación, aun cuando no se aprecian grandes diferencias, aparte del microprocesador.

El diseño de la versión comentada combina superficies de color gris plata en cubierta y área de trabajo, que cuentan con un acabado liso, con otras de color negro en el marco de la pantalla y el área de trabajo, que en el caso de esta última presenta un patrón rayado que recuerda, en cierto modo, al aluminio cepillado.

Aunque no es especialmente fino, con un grosor de casi 24 mm., sus 2,1 Kg. de peso lo sitúan como uno de los modelos más ligeros de su segmento, una circunstancias que tiene más valor si cabe, teniendo en cuenta que es uno de los pocos portátiles que cuentan, a día de hoy, con unidad óptica.

Su carcasa de plástico ofrece una buena solidez y resistencia, que se evidencia en la adecuada rigidez del área de trabajo, sobre la cual es necesario aplicar bastante fuerza para que ceda ligeramente, mientras que la cubierta, más endeble, cede visiblemente al presionar, no logrando evitar que aparezcan ondas en la imagen de la misma si lo hacemos con suficiente fuerza.

Sus bisagras, que permiten abrir el portátil con una sola mano, mantienen la pantalla en la posición seleccionada durante el uso normal del portátil, pero no logran evitar una ligera oscilación en entornos inestables como autobuses o trenes en movimiento.

La versión comentada, que recibe la designación HP 15-BS127NS, está animada por un microprocesador de bajo consumo Intel Core i5-8250U a 1,6 Ghz. que, gracias a sus cuatro núcleos y ocho hilos de proceso, ofrece un rendimiento muy superior al de microprocesadores de bajo consumo de la anterior generación, y permite realizar todo tipo de funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a niveles exigentes.

Es posible adquirir versiones de este modelo que, como el HP 15-BS129NS, estarían animadas por el microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i7-8550U a 1,8 Ghz. que, como el anterior, sería también de bajo consumo, y ofrecería un rendimiento ligeramente superior al del Core i5-8250U que, en mi opinión, no compensa la diferencia de precio.

Gracias a la tecnologías TurboBoost, el Intel Core i5-8250U puede aumentar su velocidad hasta un máximo de 3,5 Ghz., por los 4 Ghz. que alcanzaría el Core i7-8550U, si bien solo logran mantener esta velocidad durante un corto periodo de tiempo, tras el cual se reduce sensiblemente para reducir la temperatura de funcionamiento.

Además, ambos microprocesadores son compatibles con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, las instrucciones AES-NI Y AVX2, y las extensiones SGX.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz. (un solo módulo), una unidad SSD de 256 Gb. con interfaz M.2, y una regrabadora de DVD multiformato con soporte para discos de doble capa.

Al no contar con tapas de mantenimiento, es necesario retirar completamente la base para acceder a los dos módulos DIMM con los que cuenta este modelo, uno de los cuales está libre, y que nos permitirán ampliar el portátil hasta un máximo de 16 Gb. (según el fabricante), para lo que deberemos añadir un nuevo módulo de 8 Gb. (el certificado por Kingston nos costaría 104 €) al ya existente, una operación que nos permitirá disfrutar de las ventajas de la tecnología Dual Channel.
Fuente: Notebookcheck.com
No he sido capaz de confirmar si su zócalo M.2, ocupado por una unidad SATA3, sería compatible también con unidades NVME, que ofrecen velocidades de transferencia hasta 4 veces superiores a las de unidades SATA3 estándar.

Como podemos ver en la fotografía, este portátil cuenta además con espacio para un disco duro o unidad SSD de 2,5", útil sobre todo para ampliar la capacidad de almacenamiento del mismo sin dejarnos un ojo de la cara (un disco duro de 2 Tb. nos costaría 80 €).

Es posible adquirir versiones de este modelo equipadas con 4 Gb. de memoria RAM (HP 15-BS125NS) o, manteniendo los 8 Gb. de RAM, con disco duro mecánico de 1 Tb. (HP 15-BS126NS) por un precio inferior.

Integrada en microprocesadores de octava generación, la Intel UHD Graphics 620 permite, además de excelentes capacidades de reproducción multimedia, una experiencia de juego aceptable (detalles bajos), con títulos actuales poco exigentes como Dirt 4 o F1 2017 (ambos de 2017).

Su pantalla, un panel LCD de 15,6" HD (1366x768) con retroiluminación LED y acabado brillante, ofrece mediocres valores de brillo y contraste, una escasa fidelidad de color, y unos ángulos de visión limitados pero suficientes.

Existen versiones internacionales que montarían, en su lugar, una pantalla Full-HD de 15,6" similar a la utilizada, por ejemplo, por el HP Pavilion Power 15, pero no he visto ninguna versión española que lo haga.

Cuenta con unas muy buenas capacidades de conexión a redes, siendo compatible tanto con Gigabit Ethernet, como con Wifi-AC o Bluetooth en su versión 4.2.

Otras características incluyen 3 puertos USB de tipo A (2 de los cuales son USB 3.1), salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, teclado numérico, touchpad multi-táctil y webcam.

No me ha gustado la disposición de los puertos en este modelo pues, excepto por el conector de alimentación y el candado kensington, que ocupan las esquinas traseras, están situados en la parte delantera de los laterales, mientras que la trasera queda reservada a la unidad óptica y a la salida de refrigeración.

Gracias al buen tamaño de sus teclas, el adecuado recorrido al pulsar y el agradable tacto, su teclado "en isla" proporciona una buena experiencia de escritura, mientras que su touchpad, aunque algo pequeño para mi gusto, cuenta con una superficie suave que facilita el deslizamiento de los dedos, ofreciendo una buena respuesta y precisión, y compatibilidad con gestos multi-táctiles, siendo especialmente destacable la presencia de dos botones físicos en su parte inferior.

Aunque el nivel de graves es bastante limitado, su pareja de altavoces estéreo proporciona una buena calidad de sonido que se ve limitada por el escaso nivel de volumen, siendo posible disfrutar en cierta medida de contenido multimedia sin necesidad de auriculares o altavoces externos, si bien estos últimos mejorarían la experiencia.

Su único ventilador, aunque nunca se detiene del todo, resulta casi inaudible durante un uso ligero, aumentando sensiblemente su velocidad y nivel de ruido bajo carga, aunque sin alcanzar niveles molestos en ningún momento, mientras que las temperaturas en las superficies exteriores del portátil permanecen dentro de límites razonables aun en este último escenario.

Uno de los puntos fuertes de este modelo reside en la larga autonomía proporcionada por su batería extraible, que supera las 7 horas de uso ligero (navegación con wifi), una cifra que podríamos doblar llevando una batería de repuesto en el maletín.

Se entrega con Windows 10 Home (64 bits) preinstalado y con su correspondiente licencia.

jueves, 15 de marzo de 2018

Ultraportátil Linux 13,3": VANT UltraMOOVE 13

FICHA TECNICA
Procesador: Intel Core i5-8250U (1,6 Ghz / TDP: 15 W. / 6 Mb. Cache L3)
Memoria: 8 Gb. DDR4 a 2.400 Mhz. (Ampliable a 32 Gb.)
Almacenamiento: Unidad SSD de 240 Gb. M.2
Sistema Operativo: Linux Mint 18.3 Cinnamon o Ubuntu 17.10.1 (64 bits)
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta Gráfica: Intel UHD Graphics 620 (Integrada).
Pantalla: 13,3" Full-HD (1920x1080) con tecnología IPS.
Dimensiones: 330x225x18 mm.
Peso: 1,45 Kg.
Otros: 2 puertos USB 3.1 de tipo A (Gen1), 1 puerto USB 3.1 (compatible con ThunderBolt) de tipo C, salida HDMI, salida miniDisplayPort, lector de tarjetas SD/MMC, teclado retroiluminado, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Precio (Actualizado 30/04/2018):
Amazon.es : 800,59 € (IVA incluido)

Recuerda que comprando desde los enlaces del blog, ayudas a que este siga existiendo.

Más Información 
Página Oficial

Posibles alternativas:
HP Envy 13-AD110NS: 839 € (IVA incluido)
(Core i5-8250U / 8 Gb. DDR3 / 128 Gb. SSD  / Intel HD 620 / 13,3" IPS Full-HD / 1,23 Kg.)
Comentado en el blog

Allá por diciembre de 2014, publicaba un entrada sobre el Moove Pro2, un avanzado portátil de 15,6 que, comercializado por la marca española Vant, contaba como principal característica diferenciadora la presencia de Linux en lugar de Windows, una circunstancia que puede parecer una desventaja para la mayoría de usuarios, pero que se convierte en una gran virtud para esa minoría que usa este sistema operativo, pues garantiza una compatibilidad total.

Hoy, más de tres años después, he decidido publicar una entrada sobre otro modelo de Vant que, denominado como UltraMOOVE, dispone también de sistema operativo Linux preinstalado (en el momento de publicación de esta entrada se puede escoger entre Mint 18.3 Cinnamon 64 bits o Ubuntu 17.10.1), pero con la peculiaridad de contar con un tamaño y peso mucho más reducido, gracias principalmente a la presencia de una pantalla de 13,3" en lugar de la de 15,6" equipada por el antiguo Moove Pro2.

Vant apuesta, en este modelo, por un diseño clásico que combina superficies de color negro, en la cubierta, con otras de color gris plata en área de trabajo, base y marco de la pantalla, y que recuerda al de ultraportátiles Asus como el Asus Zenbook UX310UA, con el que comparte tanto dimensiones como peso.



Construida íntegramente en aluminio, la carcasa de este modelo ofrece una gran solidez y resistencia, que se evidencia en una gran estabilidad en el área de trabajo, mientras que la cubierta, aunque algo más flexible, protege adecuadamente la pantalla evitando que aparezcan artefactos visuales al presionar con fuerza.

Sus bisagras, que permiten abrir el portátil con una solo mano, mantienen la pantalla en la posición seleccionada durante el uso normal del portátil, pero no pueden evitar una ligera oscilación al utilizarlo en entornos inestables como autobuses o trenes en movimiento.

Animada por un microprocesador de cuádruple núcleo y bajo consumo Intel Core i5-8250U a 1,6 Ghz. (octava generación), la versión comentada permite realizar todo tipo de funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, a niveles exigentes.

Es posible adquirir versiones de este modelo que montarían el microprocesador Intel Core i7-8550U a 1,8 Ghz., también de bajo consumo y cuatro núcleos, aunque teniendo en cuenta la mínima diferencia de rendimiento existente entre ambos, que es apenas apreciable, no creo que compense demasiado.

Ambos microprocesadores son compatibles con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, las nuevas instrucciones AES-NI y AVX2, las extensiones SGX, o la segunda versión de la tecnología TurboBoost, que permitiría al Core i7-8550U alcanzar una velocidad de hasta 4 Ghz., por los 3,5 Ghz. del Core i5-8250, si bien esta velocidad solo podría mantenerse durante un periodo muy corto de tiempo, reduciéndose entonces sensiblemente, pero permaneciendo siempre por encima de la velocidad nativa de cada uno de ellos.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz. (un solo módulo), y una unidad SSD de 240 Gb. con interfaz M.2 que, según tengo entendido, no sería NVME.

Al no contar con tapa de mantenimiento, es necesario retirar completamente la base para acceder a los componentes internos del portátil, que incluye dos zócalos de memoria DIMM, uno de los cuales estaría libre en la versión comentada, y que permite ampliar el portátil hasta 16 Gb., añadiendo un nuevo módulo 8 Gb. (valorado en 85 €), o hasta un máximo de 32 Gb., sustituyendo la memoria de serie por sendos módulos de 16 Gb., (165 € cada uno) dos operaciones que nos permitirán disfrutar de las ventajas de la tecnología Dual Channel, que permite al sistema acceder a ambos módulos al mismo tiempo.

Según me han confirmado desde Vant, todas las pre-configuraciones con 16 Gb. de RAM contarían con un único módulo, al igual que aquellas equipadas con 8 Gb. de capacidad.

Este modelo dispone de un zócalo SATA3 de 2,5" en el que podríamos colocar o bien un disco duro mecánico (uno de 2 Tb. nos costaría 80 €), o una unidad SSD adicional a la de serie (una de 1 Tb. nos costaría 270 €).

Existen versiones de este modelo que contarían ya con unidad SSD de 240 Gb. y disco duro de 1 Tb.

Podríamos también sustituir la unidad SSD M.2 de serie por una compatible con NVME, una tecnología que ofrece velocidades de transferencia hasta 4 veces superiores a las SATA3 estándar.



Integrada en los microprocesadores de octava generación, la Intel UHD Graphics 620 es prácticamente idéntica a la Intel HD Graphics 620 de séptima generación, y ofrece excelentes capacidades de reproducción multimedia, permitiendo una experiencia de juego aceptable (detalles bajos) con títulos actuales poco exigentes como Dirt 4 o F1 2017 (ambos de 2017).

Gracias a su acabado mate y su excelente nivel de brillo, sería posible utilizar en exteriores la pantalla de este modelo, un panel IPS de 13,3" con resolución Full-HD que ofrecería además un muy buen nivel de contraste, una alta fidelidad de color, y unos ángulos de visión muy amplios.

Cuenta con unas excelentes capacidades de conexión a redes, contando con una tarjeta de red Realtek integrada que soporta Gigabit Ethernet, mientras que la Intel Dual Band Wireless-AC 8265 proporciona soporte para Wifi-AC y Bluetooth en su versión 4.2.

Mientras en la parte trasera del lado izquierdo encontramos el conector de alimentación, una ranura SIM que, al no contar el portátil con modem 4G integrado (aunque si espacio para el), sería completamente inutil, y un puerto USB 3.1 de tipo A (Gen1), en la delantera tenemos los conectores de auriculares y micrófono que, por una vez, no están combinados.

Me llama la atención la posición del botón de encendido en el lateral izquierdo, una circunstancia que tiene su lógica en modelos convertibles con bisagras 360º, pero no tanto en un portátil tradicional como el UltraMoove.

Distribuidos a lo largo del lateral derecho encontramos, además del enganche Kensington, el conector RJ45 para cable Ethernet, el lector de tarjetas SD/MMC, una salida HDMI de tamaño completo, un puerto miniDisplayPort, un puerto USB 3.1 de tipo A (Gen1), y un puerto USB 3.1 de tipo C que, según tengo entendido, sería compatible con Thunderbolt 3.

Otras características incluyen teclado retroiluminado, touchpad multi-táctil y webcam HD.



Excepto por el corto recorrido al pulsar, habitual en modelos de este estilo, la experiencia de escritura proporcionada por el teclado "en isla" del UltraMOOVE, retroiluminado en color blanco (cinco niveles), es muy buena, contando con teclas de buen tamaño con un adecuado espaciado entre las mismas, y un tacto muy agradable.

Menos afortunado es su touchpad que, debido en parte a la presencia de dos botones físicos independientes, es algo limitado en tamaño, con las dificultades que esto conlleva para realizar algunos gestos multi-táctiles con los que es compatible, y que se acentuan por su superficie ligeramente rugosa, que dificulta el deslizamiento de los dedos, ofreciendo por lo demás una adecuada respuesta y precisión.

Uno de los principales defectos de este modelo reside en la escasa calidad de unos altavoces estéreo que, no solo cuentan con un limitado nivel de graves, sino que además ofrecen un volumen limitado, siendo recomendable el uso de auriculares o altavoces externos a la hora de disfrutar de contenido multimedia.

Completamente silencioso durante con uso ligero, el único ventilador con el que cuenta este modelo se activa únicamente en condiciones de carga, y aun en este escenario el ruido generado por el mismo es prácticamente inexistente, algo que repercute negativamente en las temperaturas en las superficies exteriores de la carcasa, que bajo carga alta pueden alcanzar cifras elevadas en determinadas zonas de la base, no siendo recomendable utilizarlo sobre las rodillas en este caso.

La escasa capacidad de su batería integrada, de solo 36 Wh., motiva que la autonomía de este modelo no sea demasiado larga, pues rozaría las 5 horas de uso ligero (navegación con Wifi) en condiciones óptimas.

martes, 13 de marzo de 2018

Ultraportátil profesional 14": HP Probook 440 G5 [2RS30EA]


FICHA TECNICA
Procesador: Intel Core i5-8250U (1,6 Ghz / TDP: 15 W. / 6 Mb. Cache L3)
Memoria: 8 Gb. DDR4 a 2.133 Mhz. (Ampliable a 32 Gb.)
Almacenamiento: Unidad SSD de 256 Gb. M.2
Sistema Operativo: Windows 10 Pro (64 bits).
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta Gráfica: Intel UHD Graphics 620 (Integrada).
Pantalla: 14" Full-HD (1920x1080) con tecnología IPSD.
Dimensiones: 336x238x20 mm.
Peso: 1,63 Kg.
Otros: 2 puertos USB 3.0 de tipo A, 1 puerto USB 3.1 (Gen1) de tipo C, salida VGA, salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, lector de huellas, teclado retroiluminado, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Precio (Actualizado 13/03/2018):
- HP Store : 918,39 € (IVA incluido)
Amazon.es : 1.019,16 € (IVA incluido)
Recuerda que comprando desde los enlaces del blog, ayudas a que este siga existiendo.

Más Información 
Página Oficial
Review en Notebookcheck.net (en inglés)

Posibles alternativas:
Asus AsusPro B9440UA-GV0132R: 1.163,78 € (IVA incluido)
(Core i7-7500U / 8 Gb. DDR3 / 256 Gb. SSD  / Intel HD 620 / 14" IPS Full-HD / 1,05 Kg.)
Comentado en el blog

Lenovo Thinkpad E480 [20KN001QSP]: 940,71 € (IVA incluido)
(Core i5-8250U / 8 Gb. DDR3 / 256 Gb. SSD  / Intel HD 620 / 14" IPS Full-HD / 1,75 Kg.)
No comentado en el blog

Aunque pueden no resultar evidentes para la mayor parte de los usuarios, que interesados únicamente en la configuración de hardware no se fijan demasiado en el equipamiento de los distintos modelos, los portátiles profesionales suelen contar, por norma general, con determinadas ventajas que compensan su precio, que suele ser superior al de modelos de características equivalentes.

Un buen ejemplo es el modelo comentado en esta entrada, un ultraportátil profesional de 14" que, a diferencia de la mayoría de modelos con este tamaño de pantalla, cuenta con dos zócalos DIMM que nos permitirán ampliar la memoria hasta 32 Gb., así como espacio para una unidad SSD M.2 y un disco duro mecánico, accesibles todos a través de sendas tapas de mantenimiento en la base.

No son las únicas ventajas de esta quinta generación del HP Probook 440, que cuenta además con tres salidas de vídeo, VGA, HDMI y DisplayPort (a través del único puerto USB 3.1 de tipo C), así como una licencia de Windows 10 Pro que nos permitirá, si es nuestro deseo, instalar legalmente las versiones profesionales de Windows 7 o Windows 8.

Su diseño exterior, que ha variado sensiblemente con respecto a la anterior generación, presenta ahora un sobrio acabado de color negro en el área de trabajo, que es la única superficie de este modelo que es de aluminio y cuenta con un elegante patrón cepillado que, desgraciadamente, se ensucia con cierta facilidad, mientras que el resto de superficies serían de plástico y, salvo el marco de la pantalla, que es de color negro mate, presentarían el clásico acabado en color gris plata liso de la generación anterior.

Tratándose de un modelo de orientación profesional, no debería sorprendernos que la carcasa del Probook 440 G5 no sea especialmente fina o ligera, con un espesor de 20 mm. que se incrementa hasta los 21,5 mm. en las versiones con pantalla táctil, y un peso de 1,63 kilos.

Mientras el área de trabajo de aluminio muestra una adecuada solidez y resistencia, tanto la base como, sobre todo, la cubierta de pantalla, resultan bastante más flexibles, cediendo visiblemente ante la presión localizada, y llegando a apreciarse artefactos visuales en la imagen si aplicamos bastante fuerza.

Su sistema de bisagras, que permite un ángulo de apertura cercano a 140º, mantiene la pantalla en la posición seleccionada durante el uso normal del portátil.

Si bien este modelo está disponible con varios microprocesadores diferentes, las únicas versiones existentes en este momento en España estarían animadas por el Intel Core i3-7100U de séptima generación, y el Intel Core i5-8250U de octava generación, siendo este último el equipado por el modelo de la entrada.

Mientras las versiones equipadas con el microprocesador de bajo consumo Intel Core i3-7100U a 2,4 Ghz. ofrecen su mejor versión a la hora de realizar tareas cotidianas (ofimática, Internet, multimedia, etc.), siendo capaces también de realizar funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.), las animadas por el microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i5-8250U a 1,6 Ghz., también de bajo consumo, ofrecen un rendimiento muy superior (equivalente a un Core i7-7300HQ de consumo estándar), y permiten realizar tareas avanzadas a niveles exigentes.

Ambos microprocesadores son compatibles con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, y con las instrucciones AES-NI y AVX2.

El Core i5-8250U es compatible además con las extensiones SGX, así como con la segunda versión de la tecnología TurboBoost, que le permite aumentar su velocidad hasta 3,5 Ghz. durante cortos periodos de tiempo, reduciendo entonces su velocidad para limitar la temperatura del microprocesador.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.133 Mhz. (un solo módulo), y una unidad SSD de 256 Gb. con interfaz M.2 que sería compatible con NVME, una tecnología que permite velocidades de transferencia potenciales superiores a los 2 Gb/s., si bien la utilizada por este modelo ofrecería cifras bastante más modestas.

Fuente: Notebookcheck
Como comentaba al principio de la entrada, el HP Probook 440 G5 cuenta con dos tapas de mantenimiento que facilitan el acceso a los componentes internos del mismo, una de las cuales da acceso a los dos módulos de memoria DIMM con los que cuenta este modelo, uno de los cuales está ocupado por un módulo de 8 Gb. en la versión comentada en la entrada, siendo suficiente con añadir un nuevo módulo de 8 Gb. (valorado en 105 €) para ampliar el portátil hasta 16 Gb., o sustituir la memoria de serie por sendos módulos de 16 Gb. (210 € cada uno) para alcanzar la máxima capacidad de 32 Gb.

Ambas operaciones nos permitirán disfrutar de las ventajas de la tecnología Dual Channel, que permite al sistema acceder a ambos módulos de memoria al mismo tiempo, con las ventajas que eso conlleva en determinadas escenarios.

Como podemos ver en la fotografía adjunta, la misma tapa permite también acceder al ventilador para limpiarlo, la tarjeta wifi, y el zócalo M.2 en el que encontramos la unidad SSD equipada por el modelo de la entrada.

La segunda tapa de mantenimiento, más pequeña, da acceso únicamente al zócalo SATA3, desocupado en esta versión en concreto, y que requiere de una bandeja no incluida (referencia L01083-001) para colocar un disco duro o una unidad SSD adicional.

Aunque reciben un nombre ligeramente diferente, siendo denominada Intel HD Graphics 620 la de séptima generación, e Intel UHD Graphics 620 la de octava generación, las gráficas integradas en el Core i3-7100U y en el Core i5-8250U son esencialmente la misma, ofreciendo muy buenas capacidades de reproducción multimedia (decodifican contenido 4K en H.265 por hardware), permitiendo además una experiencia de juego aceptable (detalles bajos en resolución HD), con títulos actuales poco exigentes como Dirt 4 o F1 2017 (ambos de 2017).

Debido a su mediocre nivel de brillo, no sería posible usar, pese a su acabado mate, su pantalla Full-HD (1920x1080) bajo luz solar directa, siendo necesario buscar zonas de sombra.

Esta pantalla, un panel IPS de 14" con retroiluminación LED, ofrece además un alto nivel de contraste, una escasa fidelidad de color (apenas suficiente para uso multimedia), y unos ángulos de visión muy amplios.

Solo las versiones más avanzadas contarían con esta pantalla IPS Full-HD, mientras que en el resto deberíamos conformarnos con un panel LCD de 14" HD (1366x768) con retroiluminación y acabado mate, que ofrecería mediocres valores de brillo y contraste, una escasa fidelidad de color, y unos ángulos de visión limitados pero suficientes.

Otra de las grandes ventajas de este modelo es su soporte para redes cableadas Gigabit Ethernet, cada vez más rara en modelos de 14", y que se une a la compatibilidad con Wifi-AC y Bluetooth 4.1 proporcionada por su tarjeta de red inalámbrica Intel Dual Band Wireless-AC 8265.

Mientras en a lo largo del lateral derecho encontramos, aparte de la salida de refrigeración, el enganche para candado Kensington, un puerto USB 3.0 de tipo A, el lector de tarjetas SD/MMC y el conector combo de auriculares y micrófono, en la parte trasera del izquierdo se concentran un puerto USB 3.0 de tipo A, un puerto USB de tipo C, las salidas de vídeo VGA y HDMI, el conector RJ45 (Ethernet), y el conector de alimentación en una disposición que, si bien no es perfecta, me parece bastante acertada.

Es conveniente comentar que el único puerto USB 3.1 de tipo C, aunque de primera generación, permite, además de una alta velocidad de transferencia, la carga rápida de dispositivos, y la transmisión de vídeo mediante un adaptador no incluido.

Retroiluminado en color blanco, su teclado "en isla" proporciona una buena experiencia de escritura que se ve perjudicada, en parte, por la falta de estabilidad de cierta zona del teclado, que se hunde ligeramente al teclear, haciendo necesario un cierto periodo de adaptación.

Su Clickpad, de buen tamaño y con una superficie suave que facilita el deslizamiento de los dedos, ofrece una excelente respuesta y precisión, y compatibilidad con gestos multi-táctiles.

Su pareja de altavoces estéreo proporcionan una adecuada calidad de sonido, que se ve limitada por la ausencia casi total de graves, la cual hace recomendable el uso de auriculares o altavoces externos para disfrutar de contenido multimedia.

Completamente silencioso durante un uso ligero, escenario en el cual su único ventilador permanece inactivo, aun bajo carga el ruido generado por este es bastante contenido, mientras que las temperaturas en las superficies exteriores del portátil permanecen dentro de límites razonables en todo momento.

El Probook 440 G5 exprime su batería integrada de 48 Wh. para alcanzar una autonomía superior a las seis horas y media de uso ligero (navegación con Wifi).

Se entrega con Windows 10 Pro (64 bits) preinstalado y con su correspondiente licencia.

Promoción Gaming Days de PcComponentes


Desde el pasado lunes 12 de marzo, PcComponentes nos tienta con una nueva edición de sus "Gaming Days", una promoción que incluye múltiples ofertas sobre portátiles para juegos y PCs de sobremesa.

Como es habitual en el blog, he preferido comentar, en primer lugar, todos (o casi todos) los portátiles incluidos en la promoción oferta, destacando aquellos que me parezcan más interesantes, y ofreciendo alternativas para los que, en mi opinión, no merezcan la pena.

Recuerda que comprando desde los enlaces del blog, ayudas a que este siga existiendo.

MENOS DE 700 €

Con un precio de 655 €, el Asus R510VX-DM577 (comentado en el blog) es el portátil más económico incluido en esta promoción, y cuenta con una configuración compensada que incluye un microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i5-7300HQ, 8 Gb. de memoria DDR4 y una gráfica Geforce GTX 950M que, aunque algo antigua ya, es válida aun para jugar con la mayoría de títulos actuales (con detalles bajos y resolución HD).



Entre sus ventajas, y además de su reducido precio, cabe destacar el eficiente sistema de refrigeración de este modelo, que evita que los componentes internos se calienten excesivamente, sin hacer demasiado ruido durante el proceso, mientras que en el lado negativo habría que hablar de su pantalla Full-HD, que no solo ofrece mediocres valores de brillo y contraste y una escasa fidelidad de color, sino que tendría también unos limitados ángulos de visión, unas carencias a las que habría que sumar la ausencia de licencia de Windows, que nos costaría alrededor de 100 € comprada por separado.

En cuanto al HP Pavilion Power 15-CB036NS (comentado en el blog) que se nos ofrece por 699 €, aparentemente mucho más completo, su principal defecto reside en contar con 4 Gb. de memoria RAM, una capacidad insuficiente para sacarle partido a una avanzada configuración que incluye un potente microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i7-7700HQ y una gráfica nVidia Geforce GTX 1050 (2 Gb. GDDR5) de última generación, que son capaces de mover con fluidez la gran mayoría de los títulos actuales con resolución Full-HD y detalles altos, y que son similares a los ofrecidos por modelos de precio netamente superior.

Es también destacable la presencia de una pantalla LCD con resolución Full-HD que, como es habitual en portátiles HP, ofrecería una escasa fidelidad de color (apenas suficiente para uso multimedia), pero que cuenta con unos ángulos de visión bastante amplios para no ser IPS.

En el lado negativo, cabe indicar el elevado ruido generado por su sistema de refrigeración bajo carga, que puede resultar molesto para personas sensibles a este, así como las altas temperaturas que se pueden alcanzar en determinadas zonas de la base.

Si bien es relativamente antiguo, el Acer Aspire VN7-792G-70GT (comentado en el blog) continúa siendo uno de los portátiles de 17" más completos que podemos encontrar por 699 €, pues aunque su microprocesador Intel Core i7-7600HQ es de sexta generación, es apenas un 10% inferior al Core i7-7700HQ de séptima generación y, por tanto, sensiblemente más potente que cualquier microprocesador de octava generación aparecido hasta el momento (a costa de un consumo energético superior)

Equipado con una gráfica Geforce 945M, no es en realidad un portátil para juegos, sino un modelo todo-terreno que tanto permite realizar funciones avanzadas a los niveles más exigentes, como jugar con ciertas garantías a muchos juegos actuales, contando además con una pantalla IPS Full-HD que, con una cobertura sRGB cercana al 100%, sería válida para uso fotográfico profesional.

MENOS DE 800 €

La fidelidad de color de su pantalla Full-HD, que rozaría el 100% de cobertura AdobeRGB según el fabricante (94% NTSC), sería también una de las grandes ventajas del MSI GL62M 7RDX-2203XES (comentado en el blog), un portátil para juegos de 15,6" cuya configuración, bastante compensada, incluye un microprocesador Intel Core i5-7300HQ, 8 Gb. de memoria DDR4, y una gráfica Geforce GTX 1050 con 4 Gb. de memoria GDDR5, y que nos costaría 750 € durante la vigencia de esta promoción.


En cuanto a sus defectos, cabe destacar el ruido generado por sus ventiladores durante un uso ligero, que puede resultar molesto por su intermitencia, una autonomía ligeramente inferior a la media del segmento (alrededor de 3 horas y media de navegación con wifi), así como los ángulos de visión de su pantalla, que no son muy amplios.

Por 759 € encontramos el Asus R510VX-DM579, una versión del anteriormente mencionado R510VX-DM577 que contaría, como única ventaja con respecto a este, con la presencia de un microprocesador Intel Core i7-7700HQ en lugar del Core i5-7300HQ, una diferencia que no compensa, en mi opinión, los 110 € de diferencia entre ambos.

MENOS DE 900 €

La gran calidad de su pantalla IPS Full-HD, que ofrece una alta fidelidad de color, es probablemente la principal ventaja del Asus ROG Strix GL753VD-GC009 (comentado en el blog) que podemos adqurir por 849 €, un portátil para juegos de 17,3" que cuenta además con una carcasa solida y resistente, un eficiente sistema de refrigeración que, si bien resulta un poco ruidoso (no más que la mayoría de los portátiles para juegos), mantiene las temperaturas en las superficies exteriores del portátil dentro de límites razonables en condiciones de carga.



Su avanzada configuración, que incluye un microprocesador Intel Core i7-7700HQ, 8 Gb. de memoria DDR4, y una gráfica Geforce GTX 1050 (4 Gb. de memoria GDDR5), permite jugar con la mayoría de títulos actuales con detalles altos y resolución Full-HD.

El único defecto destacable sería, en mi opinión, la posición de la mayoría de los puertos, que estarían situados en la parte delantera de los laterales.

Menos ventajoso me parece el Asus ROG Strix GL553VD-DM254T (comentado en el blog) que nos ofrece PcComponentes por 855 € pues, aunque a diferencia del anterior contaría con licencia de Windows 10, monta un microprocesador Intel Core i5-7300HQ que sería sensiblemente inferior al Core i7-7700HQ del GL753VD, cuya pantalla ofrecería también una fidelidad de color muy superior, y unos ángulos de visión mucho más amplios.

Se trata, por lo demás, de uno de los portátiles para juegos más equilibrados, que hace de su resistente carcasa una de sus principales ventajas, contando además con un eficiente sistema de refrigeración que, aunque relativamente ruidoso bajo carga (lo normal en un portátil para juegos), mantiene las temperaturas en los componentes internos y las superficies exteriores del portátil dentro de límites razonables en todo momento.

En el lado negativo, y aparte del ruido generado por su sistema de refrigeración, cabe destacar la posición de los puertos en la parte frontal de los laterales, así como la escasa calidad de sonido proporcionada por su sistema de altavoces estéreo.

Equipado con una gráfica Geforce GTX 1050 (con 4 Gb. de memoria GDDR5), 8 Gb. de memoria RAM, y un microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i7-7700HQ, el Acer Aspire VX5-591G-029 (comentado en el blog), ofrecido durante esta promoción por 875 €,  destaca por la solidez de su carcasa, el escaso ruido generado por su sistema de refrigeración, que es inferior al de la mayoría de portátiles para juegos, y una autonomía cercana a 5 horas de uso ligero (navegación con wifi).

Como es habitual en muchos portátiles para juegos de este precio, el principal defecto del VX5-591G reside en la escasa fidelidad de color de su pantalla, un panel IPS de 15,6" con resolución Full-HD cuya calidad es, por lo demás, más que correcta.



Esta versión en concreto destaca por contar con licencia de Windows 10 Home, que no es una característica habitual en la gran mayoría de versiones de este modelo.

MENOS DE 1.000 €

Por 979 € encontramos el Asus ROG Strix GL753VD-GC273T (comentado en el blog) que, con una configuración de hardware idéntica a la del anteriormente comentado Asus ROG Strix GL753VD-GC009 cuenta, como unica ventaja, una licencia de Windows 10 Home, que en mi opinión no compensa los 130 € de diferencia existentes entre ambos.

Tampoco resulta ventajoso el Asus ROG Strix GL553VD-DM672T (comentado en el blog)ofrecido por PcComponentes por 999 € pues, si bien tiene la ventaja de contar con un microprocesador Intel Core i7-7700HQ, esta diferencia no compensaría los 145 € de diferencia con respecto al anteriormente comentado Asus ROG Strix GL553VD-DM254T, que tampoco me gusta demasiado, la verdad.

Más interesante resulta, en mi opinión, un Asus ROG Strix GL553VD-DM078T (comentado en el blog) que, aunque no está incluido en la promoción, ofrece mejores características que el anterior por 50 € menos, contando al igual que este con un microprocesador Intel Core i7-7700HQ, 8 Gb. de memoria DDR4, una gráfica Geforce GTX 1050, y licencia de Windows 10 Home, pero con la ventaja de contar con una pantalla IPS con resolución Full-HD que, además de una fidelidad de color muy superior a la equipada por la versión anterior, ofrecería unos ángulos de visión mucho más amplios.

También 999 € nos costaría un Acer Aspire VX5-591G-73J6 (comentado en el blog), un portátil para juegos que, como única ventaja con respecto al Acer Aspire VX5-591G-029, contaría con una unidad SSD de 128 Gb. que, si bien proporciona una mayor agilidad al sistema, no compensaría los 125 € de diferencia entre ambos, toda vez que el coste del componente es de apenas 60 €.

MENOS DE 1.100 €

Más ventajoso resultaría un Acer Aspire VX5-591G-77SQ que, rozando los 1.100 €, ofrece ventajas como la presencia de 16 Gb. de memoria DDR4, una unidad SSD de 256 Gb. o una gráfica Geforce 1050 Ti que, unidos a su licencia de Windows 10 Home compensarían, en mi opinión, su mayor precio con respecto a las anteriores versiones.

MENOS DE 1.200 €

Por poco menos de 1.150 € encontramos el MSI GS63 7RD-096XES (comentado en el blog), un portátil para juegos de 15,6" que, además de por una completa configuración de hardware que incluye un microprocesador Intel Core i7-7700HQ, 16 Gb. de memoria DDR4, una unidad SSD de 256 Gb. NVME, y una gráfica Geforce GTX 1050, destaca por unos reducidos grosor y peso de 18 mm. y 1,8 Kg. respectivamente.



A diferencia de lo que sucede en las versiones equipadas con gráficas Geforce GTX 1060 y 1070, las superficies exteriores de la ofertada apenas se calentarán bajo carga, mientras que su sistema de refrigeración, formado por tres ventiladores, resultará claramente audible bajo carga, pero sin alcanzar límites molestos durante el uso normal del portátil (jugando).

En el lado negativo, cabe destacar la dificultad a la hora de ampliar el portátil pues, además de retirar completamente la base, es necesario desmontar la placa base para acceder a los zócalos para memoria RAM y a la unidad SSD M.2.

MENOS DE 1.300 €

Con un diseño muy similar en apariencia al del popular Y520, el Lenovo Legion Y720-15IKB presenta una configuración de hardware superior que, gracias a su gráfica Geforce GTX 1060 (con 6 Gb. de memoria GDDR5), proporciona un mucho mejor comportamiento con juegos actuales, que serían jugables en su totalidad con detalles altos y resolución Full-HD.

La configuración se completaría con un microprocesador Intel Core i7-7700HQ, 16 Gb. de memoria DDR4, SSD de 128 Gb., y una pantalla IPS con resolución Full-HD que, como suele ser habitual en portátiles para juegos de Lenovo, contaría con una escasa fidelidad de color (suficiente para uso multimedia y juegos).

Este modelo, cuyo precio roza los 1.300 €, destaca por la alta eficiencia de su sistema de refrigeración, que mantiene las temperaturas en las superficies exteriores del portátil dentro de límites razonables sin hacer demasiado ruido en el proceso, así como por una larga autonomía que ronda las 6 horas de uso ligero (navegación con Wifi)

Merece la pena indicar, en el lado negativo, el elevado peso de este modelo, que supera los 3 Kg., así como el menor rendimiento proporcionado por su gráfica nVidia al funcionar con batería, que es aproximadamente un 20% inferior.

MENOS DE 1.500 €

Equipado también con la Geforce GTX 1060 tenemos un MSI GT73EVR 7RD-1027XES (comentado en el blog) que, con un precio que roza los 1.500 €, contaría además con un microprocesador Intel Core i7-7700HQ, 16 Gb. de memoria DDR4, una unidad SSD de 256 Gb. NVME, y una pantalla de 17,3" con resolución Full-HD y 120 Hz. de refresco.

Entre las muchas ventajas con las que cuenta este modelo, podemos destacar la presencia de un puerto Thunderbolt 3, la posibilidad de ampliar la memoria hasta 64 Gb. de memoria DDR4 (4x16 Gb.), o el espacio para cuatro unidades de almacenamiento, mientras que su principal defecto sería el elevado peso, que supera los 4 kilos.

MÁS DE 1.500 €

Existe una segunda versión de este modelo que, con la denominación MSI GT73EVR 7RE-1026XES, contaría como principal ventaja con una gráfica Geforce GTX 1070 con 8 Gb. de memoria GDDR5, y costaría 1.650 €.

Si queremos una mayor potencia, podemos decantarnos por la versión GT73EVR 7RF-1025XES que, por 2.100 €, contaría con una potente gráfica Geforce GTX 1080 con 8 Gb. de memoria GDDR5X, apoyada por un microprocesador Intel Core i7-7700HQ, 16 Gb. de memoria DDR4, una unidad SSD de 256 Gb. NVME.

Por 1.699 € encontramos un Gigabyte Aero 15W (negro) que,  además de un reducido grosor de 19 mm. y un peso apenas superior a los 2,1 Kg., ofrece una avanzada configuración formada por un microprocesador Intel Core i7-7700HQ, 16 Gb. de memoria DDR4, una unidad SSD de 256 Gb. una Geforce GTX 1060, y una pantalla IPS con resolución Full-HD.

El principal defecto de este modelo es, en mi opinión, las elevadas temperaturas alcanzadas por determinadas zonas de la base bajo carga, mientras que entre sus ventajas podemos destacar la presencia de un puerto Thunderbolt 3, un funcionamiento relativamente silencioso durante un uso ligero, y una larga autonomía que ronda las 7 horas de uso ligero.

Es también posible adquirir este modelo en un llamativo acabado naranja (color presente únicamente en la cubierta).

ENTRADA EN CONSTRUCCIÓN