jueves, 29 de junio de 2017

Estación gráfica profesional: MSI WE72 7RJ-1040XES

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i7-7700HQ (2,8 Ghz. / TDP. 45 W. / 6 Mb. cache L3).
Memoria RAM: 16 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz. (Ampliable a 32 Gb.)
Almacenamiento: SSD de 256 Gb. M.2. + Disco duro de 1 Tb.
Sistema operativo: FreeDOS
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta gráfica: nVidia Quadro M2200 (4 Gb. GDDR5).
Pantalla: 17,3" Full-HD (1920x1080) con tecnología LED.
Dimensiones: 420x288x32 mm.
Peso: 2,7 Kg.
Otros: 3 puertos USB de tipo A (2 de ellos son USB 3.0), 1 puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, salida miniDisplayPort, lector de tarjetas SD/MMC, salida S/PDIF, altavoces Dynaudio con subwoofer, teclado retroiluminado con bloque numérico independiente, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Precio (Actualizado 03/08/2017):
- PcComponentes : 2.322 € (IVA incluido)

- Amazon.es : 2.598,17 € (IVA incluido)

Más Información
- Página Oficial

- Review en LaptopMag (en inglés)

Presentada a principios del presente año 2017, la nueva gama de estaciones gráficas profesionales de MSI está formada, como es habitual en este fabricante, por diversos modelos de su gama de juegos (Gaming Series) cuyo diseño ha sido modificado ligeramente, y en los que se han sustituido las gráficas domésticas nVidia Geforce GTX por las nVidia Quadro, modelos profesionales que ofrecen un comportamiento mejorado con aplicaciones gráficas como AutoCAD o 3DStudio, por ejemplo.

Aunque, por norma general, estos nuevos modelos están equipados con gráficas Quadro de última generación, basadas en la arquitectura Pascal (GTX serie 10), existen algunas excepciones que contarían con gráficas Quadro de la anterior generación basadas en la arquitectura Maxwell, como es el caso del MSI WE72 7RJ comentado en esta entrada, que monta una nVidia Quadro M2200 con 4 Gb. de memoria GDDR5.

Basado en la carcasa del popular MSI GE72, el nuevo MSI WE72 presenta un diseño casi idéntico al de este, con superficies de color negro tanto en la cubierta y el área de trabajo, que son de aluminio y presentan un acabado cepillado, como en la base y el marco de la pantalla, que serían de plástico y presentarían un acabado liso.

La única diferencia con respecto al portátil para juegos es, aparte del logotipo de la serie Workstation, que sustituye al dragón de las Gaming Series en la cubierta, la desaparición de los detalles de color rojo que proporcionan al GE72 su espíritu gamer, y que dejan paso a dos finas líneas verdes en la parte trasera, que flanquean la palabra Workstation en el centro de la misma.


Es destacable el reducido peso de este modelo que, con poco más de 2,9 Kg. (2,7 Kg. según el fabricante), se presenta como uno de los modelos de 17,3" más ligeros de este segmento, así como también uno de los más delgados.

Es por ello que no me referiré en esta entrada a aspectos como la solidez de la carcasa o la firmeza de las bisagras, que considero han sido sobradamente comentadas en la entrada dedicada al MSI GE72 7RE Apache Pro.

El alto rendimiento de su microprocesador de cuatro núcleos (y ocho hilos de proceso) Intel Core i7-7700HQ a 2,8 Ghz., permite a este modelo llevar a cabo todo tipo de funciones avanzadas como retoque fotográfico, edición de vídeo, o diseño CAD, entre otras.

Gracias a la tecnología TurboBoost, este microprocesador puede aumentar su velocidad hasta 3,8 Ghz. cuando solo uno de los núcleos está activo, 3,6 Ghz. cuando dos lo están, y 3,4 Ghz. cuando todos los núcleos están en uso.


Es además compatible con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, así como con las instrucciones AVX2 y AES-NI.

A diferencia de otros modelos de esta serie que, como el WT73VR 7RM-640ES. podriamos adquirir también animados por avanzados microprocesadores Intel Xeon E3-1505M V6, el WE72 7RJ estaría disponible únicamente en versiones equipadas con el citado Intel Core i7-7700HQ.

Dispone de 16 Gb. de memoria DDR4 a 2.133 Mhz. (doble canal), una unidad SSD de 256 Gb. con interfaz M.2, un disco duro de 1 Tb. a 7.200 rpm., y una regrabadora de DVD multiformato con soporte para discos de doble capa.


Es conveniente destacar que la unidad SSD equipada por este modelo sería compatible con nvme (PCIe 3.0 X4) y ofrecería, por tanto, velocidades de transferencia hasta cuatro veces superiores a las estándar.

Haz click para ampliar
Al no contar con tapa de mantenimiento, es necesario retirar completamente la base para poder acceder a los componentes internos, entre los cuales encontramos dos zócalos DIMM ocupados ya por sendos módulos de 8 Gb., que podremos sustituir por dos nuevos módulos de 16 Gb. para alcanzar la máxima capacidad de memoria RAM soportada por este modelo, siendo posible también sustituir la unidad SSD M.2 por una de mayor capacidad (una de 512 Gb. nos costaría 220 €).

Con 4 Gb. de memoria GDDR5, la nVidia Quadro M2200 se sitúa, como podemos ver en el gráfico adjunto, un peldaño por debajo de la nueva Quadro P3000, que es el modelo más básico de la última generación de gráficas profesionales de nVidia, ofreciendo pese a todo un comportamiento mejorado con aplicaciones gráficas profesionales.

Cabe indicar que, gracias a su elevada potencia 3D, la nVidia Quadro K2200M permitiría una experiencia de juego excelente (detalles altos en resolución Full-HD) con prácticamente todos los títulos actuales, aunque no es su función principal.


Aparte de la gráfica Quadro, la principal ventaja de este modelo reside en su pantalla, un panel LCD de 17,3" con resolución Full-HD y retroiluminación LED que ofrecería, al parecer, una excelente fidelidad de color y un alto nivel de contraste, y contando además con unos ángulos de visión bastante amplios.


Aunque su acabado mate permitiría, en principio, el uso de esta pantalla en exteriores, el escaso nivel de brillo limita esta posibilidad a zonas de sombra o días nublados.


Cuenta con unas excelentes capacidades de conexión a redes, siendo compatible tanto con Gigabit Ethetnet, como con Wifi-AC, Bluetooth 4.2, y también WiDi (Intel Wireless Display), tecnología soportada por su tarjeta Intel Dual Band Wireless-AC 3165.


Otras características incluyen 3 puertos USB de tipo A (2 de ellos son USB 3.0), 1 puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, salida miniDisplayPort, lector de tarjetas SD/MMC, salida de audio digital S/PDIF, altavoces Dynaudio con subwoofer, teclado retroiluminado con bloque numérico independiente, touchpad multi-táctil y webcam HD.


Me ha parecido bastante acertada la disposición de las distintas conexiones en este modelo, pues cuenta con al menos un puerto USB en cada uno de los lados, el del lado derecho situado en la parte trasera del mismo, acompañado por el lector de tarjetas y el conector de alimentación, mientras que el resto de puertos se distribuyen a lo largo del lado izquierdo, donde también encontramos el enganche de candado Kensington.




No me referiré, en esta ocasión al teclado "en isla" de este modelo que, aunque retroiluminado por defecto en color azul, es el mismo teclado "Full Color" equipado por el GE72 7RE, que permite configurar a nuestro gusto el color del mismo en tres zonas independientes (derecha, centro e izquierda), y que al igual que su touchpad o su sistema de altavoces Dynaudio, que ofrece una buena calidad de sonido y un alto nivel de volumen, está comentado en la entrada correspondiente.

El ruido generado por su pareja de ventiladores, que nunca se detiene del todo, resulta claramente audible durante un uso ligero, mientras que bajo carga puede resultar molesto para personas sensibles a este, manteniendo dentro de límites razonables las temperaturas en las superficies exteriores de portátil, durante el uso normal del mismo.


Es conveniente indicar que, al igual que el modelo para juegos, el WE72 cuenta con la función CoolerBoost, que se activa pulsando un botón existente al lado del encendido, y que fuerza a ambos ventiladores a girar a máxima velocidad, mejorando sensiblemente la refrigeración del portátil.


Teniendo en cuenta la avanzada configuración de este portátil, no sorprende demasiado que la autonomía proporcionada por su batería integrada (51 Wh.) apenas alcance las 3 horas de uso ligero (navegación con Wifi).


Se entrega con FreeDOS preinstalado, un sistema operativo modo texto que, por sus evidentes limitaciones, será necesario sustituir por un sistema operativo alternativo, ya sea por uno gratuito como Ubuntu Linux, o de pago como Windows 10 Pro (costaría alrededor de 150 €).

martes, 27 de junio de 2017

Ultraportátil 14": Asus Zenbook UX430UA-GV002T

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i5-7200U (2,5 Ghz. / TDP: 15 W. / 3 Mb. cache L3).
Memoria RAM: 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.133 Mhz.
Almacenamiento: Unidad SSD de 256 Gb. con interfaz M.2.
Sistema operativo: Windows 10 Home (64 bits)
Red: Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta gráfica: Intel HD Graphics 620 (Integrada)
Pantalla; 13,3" Full-HD (1920x1080) con tecnología IPS.
Dimensiones: 324x225x16  mm.
Peso: 1,3 Kg.
Otros
2 puertos USB de tipo A (uno de ellos es USB 3.0), 1 puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, lector de huellas, touchpad multi-táctil y webcam.

Precio (Actualizado 03/08/2017):
Amazon.es: 859 € (IVA incluido)

PcComponentes: 859 € (IVA incluido)

Más información
:
Página oficial

Review en Manila Shaker (en inglés)

Hace poco más de un mes os hablaba acerca del Asus Zenbook UX410UA, un ultraportátil en el que el fabricante de Taiwan, gracias al reducido grosor de los marcos de su pantalla, había conseguido integrar una pantalla de 14" en la carcasa de un modelo de 13,3" como el Asus Zenbook UX310UA, cuyas dimensiones son prácticamente idénticas.

Basado en el mismo concepto, el Asus Zenbook UX430UA al que está dedicado esta entrada, trata de integrar una pantalla de 14" en la carcasa del modelo ultraligero Zenbook UX330UA sin variar las características físicas de la misma, un objetivo que consigue a medias pues, si bien el largo y ancho del portátil son casi idénticos, resulta 2 mm. más grueso (de 14 a 16 mm.), mientras que su peso de 1,25 Kg., muy contenido para un modelo de estas características, es apenas 50 gramos superior al del modelo de 13,3".


Excepto por el marco de la pantalla, que es de plástico negro, todas las superficies de este modelo son de aluminio, y presentan un elegante acabado gris oscuro metalizado (gris cuarzo), que en la cubierta presentaría el típico patrón circular de los portátiles que, dependiendo de como le de la luz, muestra un atractivo efecto óptico, mientras que el resto de las superficies de este modelo serían lisas, ensuciándose con cierta facilidad.


Es posible también encontrar versiones internacionales de este modelo con acabados azul marino, oro rosa, u oro brillante, tres colores que no estarían disponibles en España (al menos de momento).


Su construcción en aluminio dota a este modelo de una buena solidez y resistencia, que se traduce en una adecuada estabilidad tanto en el área de trabajo, sobre el que es necesario aplicar bastante fuerza para que ceda ligeramente, como en una cubierta que, aunque algo más flexible, protege adecuadamente la pantalla, evitando que se produzcan artefactos visuales al presionar sobre ella.


El firme sistema de bisagras, que permite un ángulo de apertura de alrededor de 150 grados, mantiene la pantalla en la posición seleccionada durante el uso normal del portátil.


Animado por un microprocesador de bajo consumo Intel Core i5-7200U a 2,5 Ghz., este modelo permite realizar tanto tareas cotidianas (ofimática, Internet, multimedia, etc.), como avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a un nivel doméstico o aficionado.


Gracias a la segunda versión de la tecnología TurboBoost, este microprocesador puede aumentar su velocidad hasta 3,1 Ghz. independientemente del número de núcleos activos en cada momento.


Es además compatible con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, y con las instrucciones AES-NI y AVX2.


Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.133 Mhz. (un solo módulo), y una unidad SSD de 256 Gb. de capacidad con interfaz M.2.




Al estar la memoria "de serie" soldada en la placa, y no contar con ningún zócalo DIMM adicional, no sería posible ampliar la RAM de este modelo, aunque si reemplazar la unidad SSD de serie por una de mayor capacidad (una de 500 Gb. nos costaría 190 €), para lo cual sería necesario retirar completamente la base, pues no cuenta con tapa de mantenimiento.

Además de excelentes capacidades de reproducción multimedia (decodifica contenido 4K en H.265 por hardware), la Intel HD Graphics 620 integrada en el microprocesador Core i5-7200U permite también una experiencia de juego aceptable (detalles bajos en resolución HD) con títulos actuales poco exigentes como, por ejemplo, Titanfall 2 (2016) o Resident Evil 7 (2017).


Uno de los puntos fuertes de este modelo reside en la calidad de su pantalla, un panel LCD de 14" con resolución Full-HD (1920x1080) y retroiluminación LED que podríamos usar en exteriores gracias a su acabado mate y su alto valor de brillo, ofreciendo además un excelente nivel de contraste, una buena fidelidad de color, y unos ángulos de visión muy amplios gracias a la tecnología IPS.


Cuenta con unas muy buenas capacidades de conexión a redes, siendo compatible con Wifi-AC y Bluetooth en su versión 4.1, y ofreciendo un buen alcance de conexión.


Otras características incluyen 2 puertos USB de tipo A (uno de ellos es USB 3.0), 1 puerto USB 3.1 de tipo C, salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, lector de huellas, touchpad multi-táctil y webcam.




Me ha gustado mucho la disposición de los puertos en este modelo, pues además de estar situados en la parte trasera de los laterales, cuenta con un puerto USB de tipo A en cada uno de ellos, que es ideal para conectar el ratón.

Retroiluminado en color blanco, su teclado "en isla" proporciona una buena experiencia de escritura gracias, en parte, al adecuado recorrido al pulsar (1,4 mm. según el fabricante), así como también al buen tamaño de sus teclas y el generoso espaciado entre las mismas, mientras que su Clickpad, que integra el lector de huellas en su esquina superior derecha, presenta una superficie suave que facilita el deslizamiento de los dedos, ofreciendo una buena respuesta y precisión, y compatibilidad con gestos multi-táctiles.


Sorprende el alto nivel de volumen proporcionado por su pareja de altavoces estéreo, que ofrecen una calidad de sonido adecuada que, desgraciadamente, se ve limitada por un nivel de graves casi inexistente, siendo recomendable el uso de auriculares o altavoces externos a la hora de reproducir contenido multimedia.


La principal desventaja de este modelo reside en su sistema de refrigeración que, si bien no es especialmente ruidoso bajo carga, resulta claramente audible durante un uso ligero (no es un modelo adecuado para bibliotecas o salas de estudio), mientras que las temperaturas exteriores permanecen, durante el uso normal del portátil, dentro de límites razonables.


Según tengo entendido, la actualización de BIOS 201 liberada en febrero de 2017, y descargable desde la web Asus, actualizaría la "política térmica", y subsanaría está circunstancia.


Aunque lejos de las 10 horas de autonomía real alcanzadas por el Zenbook UX330UA, la alta capacidad de su batería integrada permite al Zenbook UX430UA superar las 7 horas y media de uso ligero (navegación con wifi), que es una autonomía bastante buena para un modelo de estas características.


Se entrega con Windows 10 Home (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia, así como la habitual colección de software inútil (bloatware) que deberemos desinstalar para sacarle al portátil todo su potencia.

Ultraportátil básico 11,6": HP Stream 11-Y000NS (y HP Stream 11-Y002NS)

HP STREAM 11-Y000NS
FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Celeron N3060 (1,6 Ghz. / TDP: 6 W. / 2 Mb. cache L2).
Memoria RAM: 2 Gb. de memoria LPDDR3 a 1.600 Mhz.
Almacenamiento: Unidad eMMC de 32 Gb.
Sistema operativo: Windows 10 Home (64 bits)
Red: Wifi-AC, WiDi y Bluetooth.
Tarjeta gráfica: Intel HD Graphics 400 (Integrada)
Pantalla; 11,6" HD (1366x768) con tecnología LED.
Dimensiones: 300x206x18  mm.
Peso: 1,17 Kg.
Otros
2 puertos USB de tipo A (uno de ellos es USB 3.1), salida HDMI, lector de tarjetas microSD, touchpad multi-táctil y webcam.

Precio (Actualizado 03/08/2017):
Amazon.es (AZUL): 252 € (IVA incluido)

PcComponentes (AZUL): 252 € (IVA incluido)
Fnac.es (AZUL): 279 € (IVA incluido)
Fnac.es (VIOLETA): 279 € (IVA incluido)
HP Store (AZUL): 282,80 € (IVA incluido)
HP Store (VIOLETA): 282,80 € (IVA incluido)


Más información
:
Página oficial


Con bastante retraso, pues lleva ya varios meses en el mercado, he decidido comentar el HP Stream 11 de serie Y, que es uno de los portátiles más económicos del fabricante norteamericano, y está basado en un microprocesador Intel Celeron N3060 a 1,6 Ghz. que, basado en la arquitectura Braswell, fue presentado a principios del año 2015, y está pensado para realizar tareas cotidianas (ofimática, Internet, multimedia, etc.), pero se quedaría corto para funciones más avanzadas como retoque fotográfico o edición de vídeo, incluso a un nivel básico.


Este microprocesador puede aumentar su velocidad hasta 2,48 Ghz. durante cortos periodos de tiempo gracias a la tecnología Burst, siendo además compatible con la tecnología de virtualización VT-x.


Disponible en dos acabados diferentes, azul aqua y púrpura violeta, este color estaría presente tanto en la cubierta, que presenta un patrón rayado que, además de facilitar el agarre, evita la aparición de huellas, como en la base, el marco de la pantalla, o el área de trabajo, cuya superficie presenta varias lineas brillantes que cruzan el reposamuñecas,


Aunque no resulta especialmente ligero en comparación con el Asus Vivobook E200HA, que con sus 980 gramos de peso se presenta como el modelo más ligero del segmento, los 2,17 Kg. que pesa el HP Stream 11 lo dotan de una alta movilidad.


Excepto por la cubierta, cuya rigidez deja algo que desear, cediendo visiblemente ante la presión localizada, la carcasa de este modelo resulta relativamente solida y resistente, siendo necesario aplicar bastante fuerza para que determinadas zonas del área de trabajo cedan ligeramente.


Dispone de 2 Gb. de memoria LPDDR3 (un solo módulo) y una unidad de almacenamiento eMMC de 32 Gb., de los cuales solo 15 Gb. estarían disponibles para el usuario, y que podríamos ampliar mediante tarjetas de memoria microSDXC de hasta 64 Gb. (valorada en 25 €)


Tanto la memoria RAM como la unidad eMMC irían soldadas en la placa base y, por este motivo, no podrían ser ampliadas o sustituidas.


Integrada en el microprocesador Celeron, la Intel HD Graphics 400 ofrece su mejor versión a la hora de reproducir contenido multimedia, siendo capaz de decodificar contenido 4K en H.265 por hardware, mientras que sus capacidades de juego son bastante limitadas, siendo posible jugar a un nivel de detalles bajo con títulos como Sims 4 o GRID: Autosport (ambos del año 2014).


Gracias a su acabado mate, sería posible utilizar en exteriores la pantalla de este modelo, un panel LCD de 11,6" con retroiluminación LED, si bien unicamente en días nublados o zonas de sombra debido a que su nivel de brillo no es muy elevado, ofreciendo además un mediocre nivel de contraste, y unos ángulos de visión limitados pero suficientes.

HP STREAM 11-Y002NS
Cuenta con unas buenas capacidades de conexión a redes, siendo compatible con Wifi-AC, WiDi y Bluetooth 4.2, y ofreciendo además un buen alcance de conexión.

Otras características incluyen 2 puertos USB de tipo A, uno de los cuales es USB 3.1, salida HDMI, lector de tarjetas microSD, touchpad multi-táctil y webcam.


No me ha gustado la disposición de los puertos en este modelo pues, aunque ambos laterales cuentan con un puerto USB, están situados en la parte frontal de los mismos, pudiendo resultar algo incomodo si, como es mi caso, preferimos usar un ratón de cable, y lo situamos a la altura del teclado.


Aun cuando el recorrido al pulsar resulta, en mi opinión, algo corto, la experiencia de escritura con su teclado "en isla" es más que aceptable, contando con teclas de buen tamaño, pese a que no aprovecha todo el ancho del portátil, y un tacto relativamente agradable, mientras que su Clickpad, de buen tamaño y con una superficie suave, ofrece una buena respuesta y precisión, así como compatibilidad con gestos multi-táctiles.


La escasa calidad de sonido proporcionada por su pareja de altavoces, cuyos graves son prácticamente inexistentes, recomienda el uso de auriculares o altavoces externos siempre que sea posible.


Debido a la ausencia de ventilador y disco duro, este modelo resulta completamente silencioso en todo momento, mientras que las temperaturas en las superficies exteriores permanecen, aun bajo carga, dentro de límites razonables.


Además de su reducido tamaño y peso, la principal ventaja de este modelo reside en la larga autonomía proporcionada por su batería integrada, que alcanzaría las 8 horas de uso ligero (navegación con wifi).


Se entrega con Windows 10 Home (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia, que contaría con una importante colección de bloatware (software inútil) que deberemos eliminar para que el portátil alcance su máximo potencial.


Incluye además una suscripción de un año a Office 365+, la versión online de la conocida suite ofimática de Microsoft.

viernes, 23 de junio de 2017

Guía de compra: Portátiles para juegos (hasta 1000 euros y más alla) VERANO 2017

ASUS ROG G501VW
Prosiguiendo con la actualización de las guías de compra iniciada hace unos días con la de portátiles económicos, llega el momento de actualizar la de portátiles para juegos, un segmento que ha tenido un gran crecimiento en los últimos años gracias a la aparición de modelos económicos orientados a este uso, mucho mas asequibles que los tradicionales Alienware 17, MSI GT72, o Asus ROG G752, que suelen tener precios demasiado elevados para el común de los bolsillos.

Sin duda, el componente más importante para este tipo de portátiles es la tarjeta gráfica, que define a que juegos podemos jugar, y con que nivel de detalles, mientras que el resto de la configuración tiene un papel más secundario y, aunque pueden ayudar a mejorar los framerates (el numero de frames por segundo en un determinado nivel de detalles), o a cargar más rápido los niveles, no son lo principal en lo que deberíamos fijarnos al comprar un portátil para juegos.

Es por ello que he decidido fijar un único requisito para los modelos comentados en esta entrada, que es el montar chips gráficos nVidia Geforce GTX, que ofrecen una potencia 3D superior al de gráficas nVidia de serie estándar como la Geforce 940MX y, por ello, permiten una mejor experiencia de juego que estas.

Por norma general, este tipo de modelos no suelen contar con licencia de Windows, siendo necesario comprarla aparte, por lo que solo me referiré al sistema operativo cuando un determinado equipo cuente con dicha licencia.

Del mismo modo, casi todos los portátiles comentados cuentan con pantalla Full-HD por lo que, si no se especifica lo contrario, este será el tipo de pantalla que llevaran los modelos comentados.

RECORDAD que comprando vuestro portátil a través de los enlaces del blog, ayudáis a que este siga existiendo.

MENOS DE 700 €

Aunque no es, en realidad, un portátil para juegos, no puedo dejar de referirme al Lenovo Ideapad 700-15ISK (comentado en el blog), un portátil de orientación multimedia que es, con un precio de 629 €, el modelo más económico en contar con una gráfica nVidia Geforce GTX 950M, apoyada por un microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i5-6300HQ que, aunque sensiblemente inferior al Core i7-6700HQ (un 25%), es perfectamente capaz de sacarle todo el partido a esta gráfica, permitiendo una buena experiencia de juego (detalles medios en resolución HD) con la mayoría de títulos actuales, aunque en juegos muy exigentes será necesario reducir el nivel detalles para obtener una fluidez adecuado (y en algunos casos ni por esas).

Este modelo destaca por la eficiencia de su sistema de refrigeración, que mantiene las temperaturas en las superficies exteriores del portátil dentro de límites razonables, sin hacer demasiado ruido en el proceso.

Dispone además de un equipamiento bastante completo que incluye una pantalla IPS con resolución Full-HD (1920x1080), un sistema de altavoces JBL que ofrecerían, al parecer, una buena calidad de sonido, y una autonomía que, según determinadas reseñas, sería superior a 5 horas de uso ligero (navegación con wifi).

Es conveniente comentar que, según me ha comentado un lector, sería posible deshabilitar en BIOS la gráfica integrada Intel, forzando al sistema a utilizar únicamente la Geforce GTX 950M, lo cual es especialmente interesante en determinadas aplicaciones profesionales (Autocad, por ejemplo) que no se llevan bien con la tecnología Optimus, e ignoran la gráfica nVidia.

LENOVO IDEAPAD 700-15ISK

Si preferimos contar con un microprocesador Intel Core i7-6700HQ que, como comentaba unos párrafos más arriba, es un 25% más potente que el Core i5-6300HQ, podemos decantarnos por el Asus R510VX-DM169D (comentado en el blog) que, con un precio de 649 €, estaría equipado también con la gráfica Geforce GTX 950M.

Su carcasa cuenta con ciertas ventajas que compensan, en parte, su construcción en plástico, como son la presencia de una tapa de mantenimiento que nos permitirá ampliar fácilmente la memoria RAM o sustituir el disco duro por una unidad SSD, así como una batería extraible, dos características que son muy difíciles de ver en modelos actuales.

Otro de sus puntos fuertes es su eficiente sistema de refrigeración, que evita que el calor generado por por los componentes internos del portátil se transmita al usuario, sin por ello hacer mucho ruido.

En el lado negativo, cabe indicar que la pantalla de este modelo, a pesar de ser Full-HD, no ofrecería una gran calidad (bajo brillo y contraste, y limitados ángulos de visión), que sus 8 Gb. de memoria RAM estarían soldados en placa, contando con un único zócalo DIMM mediante el cual podremos ampliar el portátil hasta un máximo de 16 Gb. (según el fabricante), y que su webcam tiene resolución VGA (640x480).

MENOS DE 800 €

Con un precio de 699 €, el HP Pavilion Gaming 15-BC006NS (comentado en el blog) es, probablemente, el portátil específico para juegos más económico del mercado, y presenta una configuración que incluye un microprocesador Intel Core i5-6300HQ y una gráfica Geforce GTX 960M, así como determinadas características avanzadas como teclado retroiluminado, pantalla IPS Full-HD o una autonomia de 4 horas.

Sus principales defectos son la escasa resistencia proporcionada por su carcasa de plástico y, sobre todo, el contar con solo 4 Gb. de memoria RAM, lo que limita considerablemente sus capacidades de juego (es insuficiente para la mayoría de títulos actuales), siendo urgente ampliar esta para sacarle todo el partido.

Es a partir de los 749 € que cuesta el MSI GL62M 7RD-1031XES (comentado en el blog), cuando empezamos a ver modelos basados en una nVidia Geforce GTX 1050 (con 2 Gb. de memoria GDDR5) que, perteneciente a la última generación de gráficas nVidia, ofrecería un rendimiento notablemente superior a la Geforce GTX 960M equipada por modelos más antiguos.

MSI GL62M
Completando la configuración encontramos un microprocesador de cuádruple núcleo Intel Core i7-7300HQ, que sería apenas un 10% superior al Core i5-6300HQ, y 8 Gb. de memoria DDR4.

Aunque es el modelo más básico de la gama de portátiles para juegos de MSI, el GL62M 7RD presenta algunas ventajas, como son la presencia de dos salidas de vídeo (HDMI y miniDisplayPort), el eficiente sistema de refrigeración, o la alta fidelidad de color de una pantalla Full-HD que, aunque no es IPS, ofrece unos ángulos de visión relativamente amplios.

Tampoco sería IPS la pantalla Full-HD del Asus Rog Strix GL553VD-DM470 (comentado en el blog), un portátil de 15,6" que, por 769 €, contaría con una configuración que dispone también de un microprocesador Intel Core i7-7300HQ y una gráfica nVidia Geforce GTX 1050, si bien esta última contaría con 4 Gb. de memoria GDDR5 dedicada, una característica que adquiere especial importancia al jugar en altas resoluciones, proporcionando mejores framerates que aquellos modelos cuya GTX 1050 cuenta con solo 2 Gb. de memoria.

A diferencia de la carcasa de su predecesor (Asus ROG GL552VW), que resultaba algo endeble, el GL553VD ofrece una adecuada resistencia y solidez, mientras que su sistema de bisagras es bastante firme, evitando molestas oscilaciones durante el uso normal del portátil.

El principal defecto de este modelo es, en mi opinión, el elevado ruido generado por su único ventilador durante un uso ligero, que puede resultar molesto para personas sensibles a este, así como la presencia de solo 4 Gb. de memoria DDR4 en esta versión, lo que hace necesario ampliar el portátil a la mayor brevedad.

Rozando los 800 € encontramos el Lenovo Ideapad Y520-15IKBN [80WK00HVSP] (comentado en el blog) que contaría con una configuración de hardware muy similar a la del citado MSI GL62M 7RD-1031XES, incluyendo un microprocesador Intel Core i5-7300HQ de sexta generación y 8 Gb. de memoria DDR4, pero con la peculiaridad de contar con una gráfica nVidia Geforce GTX 1050 Ti (con 4 Gb. de memoria GDDR5) que, con un mayor número de núcleos CUDA (pipelines) y una velocidad de reloj superior, ofrecería un mejor comportamiento con juegos.

LENOVO LEGION Y520-15IKBN
Aparte de la mayor potencia 3D de su tarjeta gráfica, una de las grandes ventajas de este modelo reside en la solidez de su carcasa que, a pesar de su construcción en plástico, resulta bastante resistente a la presión localizada, mientras que en el lado negativo cabe destacar la escasa fidelidad de color de su pantalla IPS Full-HD, así como la tendencia a calentarse de ciertas zonas de su base.

MENOS DE 900 €

Con un precio de 849 €, el MSI GL62M 7RD-835XES (comentado en el blog) presenta, como principal diferencia con respecto al MSI GL62M 7RD-1031XES citado anteriormente, una configuración animada por el microprocesador de cuadruple núcleo Intel Core i7-7700HQ, contando al igual que este último con 8 Gb. de memoria DDR4 y una Geforce GTX 1050 con 2 Gb. de memoria GDDR5 dedicada.

Existe una segunda versión de este modelo (MSI GL62M 7RD-429XES) que, por 999 €, contaría además con una unidad SSD de 256 Gb. con interfaz M.2 aunque, teniendo en cuenta que, comprada aparte, una unidad SSD de esa capacidad nos costaría 95 €, no tengo claro si compensaría demasiado.

Por su parte, y además de la presencia del microprocesador Core i7-7700HQ, el Asus ROG Strix GL553VD-DM078 (comentado en el blog), que costaría 895 €, ofrece 8 Gb. de memoria DDR4 en lugar de los 4 Gb. con los que contaría el Asus Rog Strix GL553VD-DM470 citado anteriormente.

Algo parecido pasaría con la versión 80WK00J0SP del Lenovo Legion Y520-15IKBN (899 €) (comentado en el blog), cuya única diferencia con respecto a la versión 80WK00HVSP, es la presencia de un microprocesador Intel Core i7-7700HQ sustituyendo al Core i5-7300HQ de esta última, mientras que el resto de la configuración (8 Gb. DDR4 y Geforce GTX 1050 Ti con 4 Gb. GDDR5) sería idéntico

Hay que decir que, si bien por debajo de 800 € el Lenovo Y520-15IKBN es el único modelo equipado con una Geforce GTX 1050 Ti, en torno a los 900 € la encontrariamos también en el MSI GP62 7RE-431XES Leopard Pro (comentado en el blog), un modelo que se situaría un escalón por encima del MSI GL62M 7RD no solo por la mayor potencia 3D proporcionada por su tarjeta gráfica, sino también por la presencia de teclado retroiluminado en color blanco (el teclado del GL62M 7RD no es retroiluminado).

Cabe destacar que, a diferencia de la gráfica presente en el modelo Lenovo, la Geforce GTX1050 Ti equipada por el GP62 7RE-431XES cuenta con solo 2 Gb. de memoria GDDR5, si bien es último contaría con ciertas ventajas con respecto al modelo Lenovo, como es la alta fidelidad de color de su pantalla Full-HD, por ejemplo.
MSI PE70 7RD PRESTIGE
Aunque no tengo apenas referencias acerca de el, no puedo dejar de comentar la aparición del HP Pavilion Power 15-CB036NS, un modelo animado por un microprocesador Intel Core i7-7700HQ con 8 Gb. de memoria DDR4, una gráfica nVidia Geforce GTX 1050 y una pantalla IPS Full-HD, y que costaría 899 € (existe una versión con SSD de 128 Gb. que costaría 999 €).

A diferencia de otros modelos gamers de la gama Pavilion, que excepto por el color son prácticamente idénticos a los HP Omen 15 y 17, el HP Pavilion Power 15 presenta varias diferencias con respecto a estos últimos, siendo la más evidente su sistema de bisagras.

Aunque cuenta con una configuración de hardware que nada tiene que envidiar a portátiles para juegos de precio similar (Core i7-7700HQ, 8 Gb. DDR4 y Geforce GTX 1050 con 2 Gb. GDDR5), el MSI PE70 7RD-644XES (comentado en el blog) no pertenece a las llamadas "Gaming Series" de MSI y, por tanto, no es un portátil para juegos, sino que se trata de un modelo de orientación multimedia.

No debemos dejarnos engañar, en cualquier caso, por el color plateado de su carcasa, construida parcialmente en aluminio, que no desentona en entornos académicos o profesionales, pues excepto por el color es prácticamente idéntico al portátil para juegos MSI GE72, no solo en el exterior, sino también en su eficiente sistema de refrigeración, que mantiene las temperaturas en las superficies exteriores dentro de límites razonables (durante un uso normal del portátil).

Con un precio de 899 €, se trata de uno de los portátiles avanzados de 17" con mejor relación características/precio que podemos encontrar en el mercado español actualmente.

MENOS DE 1000 €

Por alrededor de 960 € encontramos el Asus ROG Strix GL753VD-GC009 (comentado en el blog), que es una versión de 17" del Asus Rog Strix GL553VD, y cuya configuración de hardware sería muy similar a la del MSI PE70 7RD-644XES, siendo su principal peculiaridad la de contar con 4 Gb. de memoria GDDR5 dedicada en lugar de los 2 Gb. de la GTX 1050 equipada por el modelo MSI.

Al igual que en la versión de 15,6", la carcasa de este modelo ofrece una adecuada solidez y resistencia, contando además con una pantalla IPS que brinda unos ángulos de visión muy amplios, así como buenos valores de brillo y contraste, y una fidelidad de color adecuada para un uso multimedia.

HP PAVILION POWER 15
Uno de los puntos débiles de este modelo reside en su sistema de refrigeración pues, aunque el nivel de ruido generado por su único ventilador es contenido en todo momento, sus continuos cambios de ritmo durante un uso ligero pueden llegar a resultar molestos.

Apenas ligeramente superior sería el precio del Asus ROG Strix GL553VD-FY079T (comentado en el blog), que costaría 966 € en el momento de publicar esta entrada, y que presenta varias ventajas con respecto al Asus ROG Strix GL553VD-DM078, que compensarían los 67 € de diferencia existente entre ambos, como son el contar con Windows 10 Home (64 bits) preinstalado y con su correspondiente licencia, así como la presencia de una pantalla IPS Full-HD que, además de unos ángulos de visión muy amplios, ofrece buenos valores de brillo y contraste, y una alta fidelidad de color.

Rozando los 1.000 € encontramos el MSI GL72 7RD-075XES, que es la versión de 17,3" del anteriormente mencionado MSI GL62M 7RD y, como este, estaría basado en un microprocesador Intel Core i7-7700HQ, 8 Gb. de memoria DDR4, y una gráfica nVidia Geforce GTX 1050 con 2 Gb. de memoria GDDR5 dedicada.

Este modelo contaría además con una unidad SSD de 256 Gb. que, gracias a su mayor velocidad de transferencia y, sobre todo, a su menor tiempo de acceso, proporciona una mayor fluidez de funcionamiento en comparación con modelos equipados únicamente con disco duro mecánico.

Con un precio de 999 €, el MSI GP62M 7RD-268XES (comentado en el blog) cuenta, como principal ventaja con respecto a los modelos anteriores, con 16 Gb. de memoria DDR4, una característica que será apreciada fundamentalmente por aquellos usuarios que, además de jugar con el portátil, realicen algún tipo de trabajo gráfico que requiera utilizar archivos de gran tamaño.

MSI PE60 7RD PRESTIGE
Basado en un microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i7-7700HQ, el resto de su configuración la completa un disco duro de 1 Tb. a 7.200 rpm., así como una gráfica nVidia Geforce GTX 1050 con 2 Gb. de memoria GDDR5, y una pantalla Full-HD de 15,6" que ofrecería una alta fidelidad de color.

MÁS DE 1000 €

Aunque el objetivo inicial de la entrada era hablar de portátiles de menos de 1000 €, que es el limite más común en las consultas de los lectores del blog, hay veces que hacer un pequeño esfuerzo puede merecer la pena, como es el caso del Asus ROG G501VW-FW106T (comentado en Putoinformático), un modelo que, con un precio ligeramente superior a 1.000 €, se presenta como uno de los portátiles para juegos de 15,6" más delgados y ligeros, con un peso de solo 2,06 Kg. y apenas 21 mm. de grosor.

Por norma general, integrar un microprocesador de 4 núcleos y una gráfica Geforce GTX en un chasis tan fino es una invitación al desastre, y este tipo de modelos suelen calentarse excesivamente, pero no es el caso del ROG G501VW, cuyo sistema de refrigeración reduce adecuadamente el calor generado en el interior del portátil, evitando que las superficies exteriores se calienten, y todo ello sin hacer demasiado ruido.

En el lado negativo, y aparte de la relativa antigüedad de su configuración de hardware, que incluye un microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i7-6700HQ de sexta generación y una gráfica nVidia Geforce GTX 960M, cabe destacar la escasa calidad de su pantalla Full-HD, que no solo no es IPS, sino que además ofrecería mediocres valores de brillo y contraste.

Alrededor de 1.018 € nos costaría el Asus Rog Strix GL753VD-GC009T (comentado en el blog), cuya configuración de hardware sería similar a la del Asus Rog Strix GL753VD-GC009 comentado unos párrafos más arriba, con la peculiaridad de contar con Windows 10 Home (64 bits) preinstalado y con su correspondiente licencia.

Existe una segunda versión (GL753VD-GC042T) que, con un precio de 1.011 €, contaría también con licencia de Windows, y una configuración de hardware que, salvo por la presencia de una pantalla LED en lugar de IPS, sería idéntico al modelo anterior, aunque en mi modesta opinión no merecería la pena.
ASUS ROG STRIX GL553VD
Equipado también con licencia de Windows 10 Home, el MSI GL62M 7RD-473ES (comentado en el blog) presenta, por 1.059 €, una configuración de hardware que incluye un microprocesador Intel Core i7-7700HQ con 8 Gb. de memoria DDR4, una potente gráfica nVidia Geforce GTX 1050, y una unidad SSD de 256 Gb. que dotará al sistema de una mayor fluidez.

Por un precio similar (1.059 €) encontramos un Acer Aspire VX5-591G-721N (comentado en el blog) que, a diferencia del anterior, no contaría con licencia de Windows 10, pero si con una gráfica nVidia Geforce GTX 1050 con 4 Gb. de memoria GDDR5 (bien apoyada por un Core i7-7700HQ y 8 Gb. de memoria DDR4), y una unidad SSD de 512 Gb. de capacidad.

Es conveniente comentar que, a diferencia de determinadas versiones de este modelo, la pantalla de la versión comentada no sería IPS, ofreciendo mediocres niveles de brillo y contraste, y unos ángulos de visión limitados, pero suficientes.

Además de su eficiente sistema de refrigeración, el principal punto fuerte de este modelo reside en la larga autonomía proporcionada por su batería de 3 celdas, que supera las 5 horas de uso ligero.

Es necesario alcanzar los 1.104 € para encontrar un modelo que, como el MSI GP62MVR 7RF-454XES (comentado en el blog), esté basado en la nVidia Geforce GTX 1060, una potente gráfica que permite jugar con detalles altos y resolución Full-HD con prácticamente todos los títulos actuales, y que no suele estar presente en modelos de este precio.

ASUS ROG STRIX GL753VD
Aunque la presencia de un microprocesador Intel Core i5-7300HQ me causa cierta inseguridad, sería perfectamente capaz, según he podido leer en ciertas reseñas, de sacarle jugo a la GTX 1060 equipada por este modelo, que contaría con 3 Gb. de memoria GDDR5 dedicada.

Al no existir reseñas fiables sobre esta versión en concreto, albergo ciertas dudas acerca de como se comportará el sistema de refrigeración de este modelo (muy eficiente con la Geforce GTX 1050 y 1050 Ti) con la Geforce GTX 1060, aunque puedo decir que las opiniones de los usuarios a este respecto son, por norma general, bastante positivas.

Es conveniente comentar que, aunque MSI indica que la pantalla de este modelo es "IPS-Level", esto no significa que sea realmente IPS, sino que a su juicio los ángulos de visión de esta pantalla TN serían equivalentes a los de una pantalla IPS (y va a ser que no).

Para terminar esta entrada, veo interesante hablar acerca de un MSI PE60 7RD-282ES (comentado en el blog) que, si bien ofrecería una menor potencia que otros modelos de este mismo precio (Intel Core i7-7700HQ y Geforce GTX 1050 con 2 Gb. GDDR5), contaría con un equipamiento muy completo que incluye 16 Gb. de memoria DDR4, una unidad SSD de 256 Gb., un disco duro de 1 Tb. a 7.200 rpm., y licencia de Windows 10 Home (preinstalado).

Cuenta además con una carcasa parcialmente de aluminio, un sistema de refrigeración muy eficiente, un sistema de altavoces con subwoofer que ofrecería una muy buena calidad de sonido, y una autonomía cercana a 4 horas de uso ligero.

Este modelo lo podríamos adquirir por poco más de 1080 €.