viernes, 30 de septiembre de 2016

Portátil avanzado: Dell XPS 15 2016 [9550-8416]

FICHA TÉCNICA
Procesador: Intel Core i5-6300HQ (2,3 Ghz. / TDP 45 W. / 6 Mb. de cache L3).
Memoria: 8 Gb. DDR4 a 2.133 Mhz. (Ampliable a 32 Gb.)
Almacenamiento: Disco duro de 1 Tb. a 5.400 rpm + Unidad SSD de 32 Gb. con interfaz M.2.
Sistema operativo: Windows 10 Home (64 bits).
Red: Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta Gráfica: nVidia Geforce GTX 960M (2 Gb. GDDR5).
Pantalla: 15,6" Full-HD (1920x1080) con tecnología LED.
Dimensiones: 375
x235x17 mm.

Peso: 1,78 Kg.
Otros: 2 puertos USB 3.0, puerto Thunderbolt 3, salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, módulo TPM, teclado retroiluminado, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Precio (Actualizado 06/03/2017)
- YA NO ESTÁ DISPONIBLE

Más Información:
Página Oficial

Uno de los portátiles de 15,6" más potentes del mercado, las avanzadas características de la última versión del XPS 15 (9550) han atraído el interés de múltiples usuarios, que ven en el modelo Dell un serio competidor para el Macbook Pro 15, no solo por la gran potencia proporcionada por su microprocesador Core i7 de sexta generación, sino también por su reducido peso, una de las señas de identidad del portátil profesional de Apple.

Se trata de un modelo que no ha tenido muy buenas criticas en los escasos meses que lleva a la venta, principalmente por el funcionamiento defectuoso de las versiones basadas en el microprocesador Intel Core i5-6300HQ, que no eran capaz de activar el modo TurboBoost en los test de rendimiento, y que reducía considerablemente su velocidad con batería.

Las versiones con Core i7-6700HQ, por su parte, parecían ofrecer un mejor comportamiento, pues si alcanzaban la velocidad máxima permitida por este microprocesador con TurboBoost, si bien se apreciaba una reducción en el rendimiento del microprocesador al ser sometido a pruebas de stress, durante las cuales la velocidad del microprocesador se reduce considerablemente (bastante por debajo de la nominal), mientras que con batería la velocidad del microprocesador se limitaría a los 2,6 Ghz. nominales.

La última actualización de BIOS 1.1.19 del 5 de febrero solucionaría, al parecer, casi todos los problemas en el comportamiento del microprocesador que, si bien continua reduciendo su velocidad durante los tests de stress, ofrece ahora una mayor estabilidad durante los mismos, manteniendo una velocidad que, aunque inferior a la nominal, es constante, mientras que trabajando con batería no se limitaría de ningún modo la velocidad del microprocesador.

Además de los propios del microprocesador, y como veremos a lo largo de la entrada, las actualizaciones de la BIOS del XPS 15 han solucionado también otros defectos de este, pero no todos ellos.

Uno de los aspectos que más llaman la atención de este modelo reside en su reducido espesor, igualando en este aspecto a ultraportátiles de 13,3" como el Macbook Air 13 de 2015, que como el Dell presentaría un grosor máximo de 17 mm. mientras que su peso, bastante más elevado que el del modelo Apple, alcanzaría, según el fabricante, los 1,78 Kilos. con batería de 56 Wh., SSD, y sin pantalla táctil (como la comentada), y los 2 Kilos. con la batería de 84 Wh., SSD y con pantalla táctil. una funcionalidad que solo estaría disponible en modelos con la pantalla 4K (QHD).

Dell apuesta en este modelo por una carcasa que combina superficies de aluminio, presentes en la cubierta y la base, con otras de fibra de carbono, que cubriría el área de trabajo y los laterales, mientras que el fino marco ce la pantalla, que motiva que el portátil tenga unas dimensiones muy reducidas, sería de plástico.

Es conveniente destacar el tacto aterciopelado del área de trabajo, cuyo patrón cuadriculado no lograría evitar la tendencia a ensuciarse de este tipo de superficies.

La alta calidad de los materiales utilizados permite, además de un delgado perfil y un peso reducido, una gran solidez, que se evidencia no solo en el área de trabajo, la cual muestra una gran resistencia a la presión localizada, sino también en la cubierta, que si bien cede ligeramente al aplicar cierta fuerza, protege adecuadamente la pantalla evitando que se produzcan defectos en la imagen de la misma.

Su firme sistema de bisagras, que permite un ángulo de apertura de alrededor de 140 grados, mantiene la pantalla en la posición seleccionada durante el uso normal del portátil.

Gracias al elevado rendimiento de su microprocesador de cuádruple núcleo Intel Core i5-6300HQ a 2,3 Ghz., este portátil nos permitirá realizar todo tipo de funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a niveles exigentes.

Este microprocesador es compatible con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, las instrucciones AES-NI y AVX2, o la segunda versión de la tecnología TurboBoost, que le permite aumentar su velocidad hasta 3,2 Ghz. cuando solo uno de sus cuatro núcleos está activo, 3,0 Ghz. cuando dos lo están, y 2,8 Ghz. cuando todos los núcleos están en uso.

Dispone de 8 Gb. de memoria DDR4 a 2.133 Mhz. (doble canal), un disco duro de 1 Tb. a 5.400 rpm., una unidad SSD M.2 de 32 Gb. que actuaría como cache de disco (almacena automáticamente los datos de uso común para un acceso más rápido), no contando este modelo con unidad óptica.



Tras retirar la base del portátil (no cuenta con tapa de mantenimiento), comprobamos que el portátil cuenta con dos zócalos para memoria DDR4, los cuales están ya ocupados por sendos módulos de 4 Gb., siendo necesario reeemplazarlos por sendos módulos de 8 Gb. (46 € cada uno) si deseamos ampliar el portátil hasta 16 Gb., o por dos módulos de 16 Gb. (valorados en 90 € cada uno) si queremos ampliarlo hasta la máxima capacidad soportada por este modelo.

A diferencia de las versiones con batería de 56 Wh. como la comentada en la entrada, las versiones con batería de 84 Wh. no contarían con zócalo para disco duro SATA3, sino únicamente con un zócalo M.2 para colocar una SSD.

No he podido confirmar, desgraciadamente, si la unidad SSD "de serie" sería o no PCIe 3.0 x4 (probablemente no), tecnología con la que si sería compatible el XPS 15, y que permite velocidades de transferencia muy superiores a las de las unidades M.2 estándar.

Con 2 Gb. de memoria GDDR5 dedicada, su gráfica nVidia Geforce GTX 960M permite, gracias a su gran potencia 3D, una muy buena experiencia de juego (detalles altos en resolución Full-HD) con la gran mayoría de títulos actuales, incluyendo títulos tan exigentes como The Witcher 3: Wild Hunt o Assasin's Creed: Syndicate (ambos de 2015), si bien en los títulos exigentes muy recientes como, por ejemplo, X-Com 2 (2016), será necesario reducir el nivel de detalles y/o la resolución para conseguir una fluidez adecuada.

Gracias a su acabado mate mate y su alto nivel de brillo, será posible utilizar en exteriores la pantalla de este modelo, un panel LCD de 15,6" con resolución Full-HD (1920x1080) y retroiluminación LED que ofrecería además un muy alto nivel de contraste, una gran fidelidad de color y, gracias a la tecnología IPS, unos ángulos de visión muy amplios.

Desgraciadamente, no es una pantalla completamente libre de problemas, y en las esquinas superiores de la misma se aprecia un ligero sangrado de luz (en inglés backlight bleeding), un defecto por el cual se puede ver la retroiluminación blanca en determinadas zonas de los bordes de la pantalla, y que puede resultar molesto para algunas personas (entre las que me incluyo).

A esto hay que añadir un parpadeo (flickering) que se produce únicamente cuando el brillo de pantalla está fijado a un nivel muy bajo, debiendo mantener el brillo de pantalla por encima de un determinado nivel si deseamos evitarlo.

Las capacidades de conexión a redes son correctas pues, si bien no cuenta con un puerto RJ-45 que permita, de manera directa, conectar a redes cableadas Ethernet, sería compatible con el último estándar Wifi-AC, o Bluetooth en su versión 4.0.

Otras características incluyen 2 puertos USB 3.0, puerto Thunderbolt 3, salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, módulo TPM, teclado retroiluminado, touchpad multi-táctil y webcam HD.

Existe un adaptador Thunderbolt 3 que, vendido por separado, proporcionaría una mayor conectividad a este modelo, añadiendo conectividad Ethernet mediante un puerto RJ-45, un puerto USB 3.0, y salidas de video HDMI y VGA.



Llama la atención, por lo infrecuente, la ausencia de bloque numérico en el teclado "en isla" de este modelo, que estaría retroiluminado en color blanco, y que gracias al buen tamaño de sus teclas, el generoso espaciado entre las mismas,y su buen tacto, ofrecería una buena experiencia de escritura, si bien el recorrido al pulsar resulta un poco corto, algo que, por otro lado, es bastante habitual en modelos de perfil ultradelgado como este.

Su Clickpad, de buen tamaño y con superficie suave, ofrece una muy buena respuesta y precisión, y es compatible con gestos multi-táctiles.

Completamente silencioso durante un uso ligero, su pareja de ventiladores aumentan considerablemente su velocidad y, por consiguiente, su nivel de ruido, cuando le damos algo más de caña al portátil, alcanzando niveles que, bajo carga elevada, podrían resultar molestos para personas sensibles al ruido.

Aunque las primeras unidades de este modelo presentaban problemas graves de calentamiento bajo carga, con temperaturas muy elevadas en múltiples zonas del área de trabajo y la base, las actualizaciones de BIOS aparecidas hasta el momento han mejorado el comportamiento del portátil en este aspecto, si bien no han erradicado por completo la tendencia a calentarse de la zona del área de trabajo donde están el microprocesador y la gráfica (en el centro del portátil, cerca de la bisagra), pudiendo resultar un poco molesto al tacto, calentándose también, aunque bastante menos, la zona correspondiente en la base.

Mientras la versión comentada supera 5 horas y media de autonomía real (uso ligero) con su batería integrada de 54 Wh., las versiones equipadas con la batería de 84 Wh. alcanzarían 9 horas de uso ligero (navegación con wifi).

Se entrega con Windows 10 Home (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia.

jueves, 29 de septiembre de 2016

Análisis portátil para juegos 17": MSI GS73VR Stealth Pro

FICHA TÉCNICA
Microprocesador: Intel Core i7-6700HQ (2,6 Ghz. / TDP. 45 W. / 6 Mb. cache L3).
Memoria RAM: 16 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz. (ampliable a 32 Gb.)
Almacenamiento: Unidad SSD de 256 Gb. M.2 (NVME) + Disco duro 2 Tb. a 5400 rpm.
Sistema operativo: Windows 10 Home (64 bits)
Red: Gigabit Ethernet, Wifi-AC y Bluetooth.
Tarjeta gráfica: nVidia Geforce GTX 1060 (6 Gb. GDDR5).
Pantalla: 17.3" Full-HD (1920x1080) con tecnología LED.
Dimensiones: 412x285x20 mm.
Peso: 2,43 Kg.
Otros3 puertos USB (1 de los cuales son USB 3.0), salida HDMI, lector de tarjetas SD/MMC, teclado numérico, touchpad multi-táctil y webcam.

Precios (Actualizados 24/10/2017):


MSI GS73 7RE-016ES
(Intel Core i7-7700HQ / 16GB DDR4 / SSD de 256GB / Geforce GTX1050 Ti / 17.3" Full-HD)
Amazon.es : 1.530 € (IVA incluido)
Aussar : 1.646,34 € (IVA incluido)

MSI GS73 7RE-027XES
(Intel Core i7-7700HQ / 16GB DDR4 / SSD de 256GB / Geforce GTX1050 Ti / 17.3" Full-HD)
PcComponentes : 1.455,59€ (IVA incluido)
- Amazon.es : 1.530 € (IVA incluido)

MSI GS73VR 7RF-436XES
(Intel Core i7-7700HQ / 16GB DDR4 / SSD de 256GB / Geforce GTX1060 / 17.3" Full-HD)
PcComponentes : 1.605,59€ (IVA incluido)
Amazon.es : 1.819,63 € (IVA incluido)

MSI GS73VR 7RF-433ES
(Intel Core i7-7700HQ / 16GB DDR4 / SSD de 512GB / Geforce GTX1060 / 17.3" 4K)
PcComponentes : 2.005,59€ (IVA incluido)

MSI GS73VR 7RG-069XES
(Intel Core i7-6700HQ / 16GB DDR4 / SSD de 512GB / Geforce GTX1070 / 17.3" Full-HD)
PcComponentes : 2.205,59€ (IVA incluido)

MSI GS73 6RF-024ES
(Intel Core i7-6700HQ / 16GB DDR4 / SSD de 512GB / Geforce GTX1060 / 17.3" 4K)
Aussar : 2.148,61 € (IVA incluido)
Amazon.es : 2.228,60 € (IVA incluido)

MSI GS73VR 7RF-288ES
(Intel Core i7-7700HQ / 16GB DDR4 / SSD de 512GB / Geforce GTX1070 / 17.3" 4K)

PcComponentes : 2.485,59€ (IVA incluido)
Amazon.es : 2.736,06 € (IVA incluido)

MSI GS73VR 7RG-068ES
(Intel Core i7-7700HQ / 32GB DDR4 / SSD de 512GB / Geforce GTX1070 / 17.3" 4K)
PcComponentes : 2.605,59€ (IVA incluido)

Más Información
Página Oficial

Durante el último par de semanas, y por cortesía de MSI España, hemos tenido la oportunidad de analizar el nuevo MSI GS73VR 6QF Stealth Pro, un portátil de 17" ultradelgado animado por una gráfica nVidia Geforce GTX 1060 de última generación, que cuenta además con ciertas ventajas adicionales como el elevado refresco de su pantalla Full-HD (120 Hz.), o su sistema de refrigeración Cooler Boost Trinity, formado por 3 ventiladores diseñados para proporcionar un mayor flujo de aire que los tradicionales.

No ha sido posible, por motivos técnicos, utilizar las fotografías que le hicimos a este modelo, por lo que nos hemos decantado por las proporcionadas por MSI para ilustrar esta entrada.

A diferencia de su predecesor el MSI GS72, cuya carcasa era prácticamente idéntica a la del antiguo GS70, la del GS73VR presenta visibles diferencias con respecto a la generación anterior, tales como el nuevo diseño del sistema de bisagras, que permiten un ángulo de apertura de alrededor de 150º, y mantienen la pantalla en la posición seleccionada durante el uso normal del portátil.



Tanto la cubierta, como el área de trabajo o la base son de aluminio y presentan un atractivo acabado en color negro que, afortunadamente, evita en cierta medida la aparición de huellas dactilares, aun cuando se ensucia con cierta facilidad (polvo), contando además con determinados detalles retroiluminados en color rojo como el perímetro del Clickpad, el logotipo del dragón de las "Gaming Series" en la cubierta de la pantalla, o una fina línea situada en la parte trasera.

Excepto por estos detalles, el diseño exterior del GS73VR es bastante discreto y, si fuese posible desactivar la retroiluminación, casi pasaría desapercibido en cualquier oficina.

Muy robusto y resistente, tanto la base como el área de trabajo presentan una solidez a toda prueba, siendo necesario aplicar mucha fuerza para que cedan ligeramente, mientras que la cubierta, que al ser tan delgada se muestra algo más flexible, protege adecuadamente la pantalla y evita la posible aparición de artefactos visuales.




La alta potencia proporcionada por su microprocesador de cuatro núcleos Intel Core i7-6700HQ a 2,6 Ghz., permite a este modelo realizar todo tipo de funciones avanzadas (retoque fotográfico, edición de vídeo, diseño CAD, etc.) a los niveles más exigentes.

Compatible con la segunda versión de TurboBoost, este microprocesador puede aumentar su velocidad hasta 3,5 Ghz. cuando solo uno de los núcleos está activo, a 3,3 ghz cuando lo están, o a 3,1 Ghz. cuando todos los núcleos se están usando.

Es además compatible con las tecnologías de virtualización VT-x y VT-d, y las nuevas instrucciones AVX2 y AES-NI.




Para comprobar el rendimiento de este microprocesador, y compararlo con otros, hemos utilizado la aplicación de benchmark Cinebench R15, en la cual ha obtenido 656 cb, una puntuación que duplica la obtenida por el Core i7-6500U, y es sensiblemente superior a la alcanzada por el Core i5-6300HQ (el Hyperthreading tiene, probablemente, mucho que ver), aunque no tan alta como la obtenida por el Core i7-6820HK a 4,2 Ghz. (overclocking).

Dispone de 16 Gb. de memoria DDR4 a 2.400 Mhz. (doble canal), una SSD de 512 Gb. con interfaz M.2 que sería compatible con nvme (PCIe 3.0 X4), y un disco duro de 2 Tb. a 5400 rpm., no contando con únidad óptica interna.

Aunque retirar la base es, al parecer, relativamente sencillo (nosotros no lo hemos hecho), esto solo daría acceso al disco duro y la tarjeta Wifi, debiendo retirar la placa para poder acceder a los dos módulos de memoria DDR4 y a la unidad SSD M.2, una operación que no está al alcance de cualquiera.

Si, de todas maneras, queremos hacerlo, sería posible sustituir la memoria RAM de serie por sendos módulos de 16 Gb. (valorados en 80 €) si queremos ampliar el portátil hasta 32 Gb., que es su máxima capacidad.



Como es habitual en los análisis del blog, para probar la velocidad de transferencia de las unidades de almacenamiento hemos utilizado la aplicación CrystalDiskMark , en la cual la unidad SSD M.2 muestra las ventajas de la tecnología NVME, superando los 1800 Mb/s. en lectura secuencial, un resultado muy superior a los poco más de 500 Mb/s. que alcanzan las unidades SSD tradicional, mientras que trabajando con bloques de 4 Kb., las diferencias son bastante menos pronunciadas.

Basada en la nueva arquitectura Pascal de nVidia, la Geforce GTX 1060 (con 6 Gb. de memoria GDDR5) ofrece un rendimiento ligeramente superior al de la potente Geforce 970M de la generación anterior, permitiendo una excelente experiencia de juego (detalles altos en resolución Full-HD) con prácticamente cualquier juego actual, algo que pudimos comprobar con Just Cause 3, un exigente shooter del año 2015 que se muestra completamente fluido (más de 60 fps.) al máximo de detalles en resolución Full-HD.



Para probar el rendimiento de esta gráfica hemos utilizado, como es habitual en los análisis del blog, el popular benchmark sintético 3DMark 2013, en el cual se sitúa, como podéis ver en la gráfica adjunta, entre la Geforce GTX 970M y la GTX 980M en los diferentes escenarios.

También hemos realizado los diferentes test del Viewperf 12 de SPEC, que consideramos una referencia en lo que a benchmark gráficos profesionales se refiere, y cuyos resultados podéis ver más abajo.



Mención aparte merece la compatibilidad del GS73VR con G-Sync, una tecnología de nVidia que sincroniza el refresco de la gráfica con el de la pantalla, evitando el llamado "screen tearing", es decir, que dos frames se reproduzcan al mismo tiempo, viendo una parte de uno, y otra del otro.

Gracias a su acabado mate y su alto nivel de brillo, es posible utilizar en exteriores la pantalla de este modelo, un panel LCD de 17,3" con resolución Full-HD (1920x1080) y retroiluminación LED, que ofrece además un alto nivel de contraste, y unos ángulos de visión que, si bien no igualan los de una pantalla IPS, son adecuadamente amplios.

Además, la pantalla de este modelo cuenta con una tasa de refresco de 120 Hz., muy superior a la habitual en la pantalla de la mayoría de portátiles, que suele ser de 60 Hz. (son capaces de reproducir hasta 60 frames por segundo), lo cual mejorando tanto la nitidez de la imagen, como la experiencia de juego.

OJO: Solo en las versiones con pantalla Full-HD sería de 120 Hz.


Cuenta con muy buenas capacidades de conexión a redes, siendo compatible tanto con Gigabit Ethernet, como con el último estándar Wifi-AC, o con la versión 4.1 de Bluetooth, ofreciendo además un buen alcance de conexión.

Al contar con dos tarjetas de red Killer (Ethernet e inalámbrica), este modelo soporta la tecnología Double Shot Pro, que permite conectarse simultáneamente a través de cable y Wifi, mejorando sensiblemente la latencia (el ping), lo que repercute en una mejor experiencia con juegos online.

Otras características incluyen 4 puertos USB de tipo A (3 de los cuales son USB 3.0), un puerto USB 3.1 de tipo C (compatible con Thunderbolt 3), salida HDMI, salida miniDisplayPort, lector de tarjetas SD/MMC, teclado retroiluminado con bloque numérico separado, touchpad multi-táctil y webcam HD.



Desgraciadamente, MSI no ha cambiado la disposición de los puertos con respecto al GS72, permaneciendo todos en la parte delantera de los laterales, donde también encontramos el conector de alimentación, cuya situación puede motivar que el cable de alimentación bloquee en cierta medida una de las salidas de refrigeración, situada en la parte trasera del lateral derecho.


Diseñado por SteelSeries, una conocida marca de teclados para juegos, es posible configurar libremente la retroiluminación de su teclado "en isla" en 3 áreas independientes, siendo posible cambiar no solo el color, sino también fijar una serie de efectos y animaciones en la misma.

En cuanto a la experiencia de escritura, es bastante buena, pues cuenta con teclas de buen tamaño, un adecuado recorrido al pulsar y un agradable tacto, si bien la disposición de algunas teclas es, como suele ser habitual en modelos MSI, un poco extraña.

Respecto a su Clickpad, cuya suave superficie facilita el deslizamiento de los dedos, ofrece una buena respuesta, si bien la precisión se ve limitada en parte por su alta sensibilidad (es recomendable bajarla un poco en las propiedades del touchpad), siendo además compatible con gestos multi-táctiles.




Ocultos bajo la superficie del Clickpad, los dos botones son cómodos de utilizar, aun cuando resultan algo duros.

La presencia de un tercer ventilador no parece haber variado el ruido generado por el sistema de refrigeración de este modelo, que durante el uso ligero es muy reducido (se puede configurar para que no suene nada), mientras bajo carga resulta algo ruidoso, pudiendo resultar molesto para personas sensibles al ruido.

Respecto a las temperaturas en el exterior del portátil, en condiciones de carga resultan algo elevadas en la base, y razonables en el área de trabajo.

Su sistema de altavoces, que incluye cuatro altavoces de 2 W. cada uno y un subwoofer de 3 W., ofrece una muy buena calidad de sonido gracias, en parte, a la tecnología Nahimic 2, que le proporciona una gran profundidad, si bien el volumen no es demasiado alto.

Similar a la de la mayoría de portátiles para juegos, la autonomía del GS73VR apenas alcanza las 3 horas de uso ligero con su batería integrada de 3 celdas.

Se entrega con Windows 10 Home (64 bits) instalado y con su correspondiente licencia.